EMPLEO

Trabajadores de Empleo Social Protegido se reúnen en Tudela para compartir experiencias

Decenas de trabajadores de estos programas han participado en esta jornada que se ha llevado a cabo en el parque Padre Baztán

tudela empleo social protegido
Participantes en el encuentro realizado en el parque Padre Baztán de Tudela.
Trabajadores de Empleo Social Protegido se reúnen en Tudela para compartir experiencias

Como en años anteriores y con la puesta en marcha de la totalidad de Programas de Empleo Social Protegido de la Ribera, este viernes se ha realizado un encuentro en Tudela, en el parque Padre Baztán (Barrio Virgen de la Cabeza), para compartir experiencias personales y vivenciales de sus participantes y equipos.

Cabe recordar que el Empleo Social Protegido es un programa subvencionado por el Gobierno de Navarra y cofinanciado por el Fondo Social europeo orientado a la incorporación sociolaboral de personas que se encuentran en situación de exclusión social o riesgo de estarlo.

Permite realizar planes de intervención social mediante la capacitación sociolaboral de las personas que participan en el programa, proporcionándoles herramientas y habilidades laborales y personales.

Este recurso cuenta con tres patas: participantes, personal de apoyo y formación. Las personas participantes son designadas por los Servicios Sociales de Base, una vez valorada la adecuación del recurso a las necesidades y al momento en que se encuentra la persona en su itinerario de incorporación sociolaboral.

El personal de apoyo está formado por trabajadores y educadores sociales y monitores de tajo. El apoyo consiste en el establecimiento de objetivos tanto en la actividad laboral como en las actividades de formación y en un plan de trabajo para cada una de las personas participantes y, en el seguimiento del funcionamiento diario en cuanto a asistencia, puntualidad, productividad laboral que realiza el monitor de tajo en los puestos de trabajo asignados a las personas participantes.

Respecto a la formación, se programan diferentes actividades encaminadas a adquirir conocimientos y habilidades para la realización de los trabajos objetos de contratación, adecuar la formación y las competencias profesionales a las exigencias del mercado laboral y adquirir las herramientas necesarias para mejorar la estabilidad personal, la inserción y participación social.

Los programas de Empleo Social Protegido pueden tener una duración definida, entre 6 y 12 meses, y deben ser realizados entre el 1 de enero y el 30 de noviembre.

Las personas participantes pueden incorporarse a los mismos en distintas fechas, adecuando su acceso al empleo a su propio itinerario de inserción socio-laboral.

Los Empleos Sociales aportan a la comunidad una respuesta a una política social comprometida, protagonismo en la comunidad en la mejora de la cohesión social y mejora de la calidad de vida de la ciudadanía por los trabajos realizados por las personas participantes como: acondicionamiento y limpieza de locales, conservación de mobiliario urbano, zonas verdes, espacios naturales, sociosanitario (apoyo en SAD y residencias), apoyos en tareas administrativas y consejería… y apoyo a las demandas que pudieran surgir de las diferentes entidades públicas de los municipios .

Actualmente en la Ribera todos los Servicios Sociales: Mancomunidad de Servicios Sociales de la zona de Buñuel (12 participantes), Mancomunidad de servicios sociales de Valle del Queiles (12 participantes), Servicios Sociales de Castejón (13 participantes), Servicio Social de Corella (5 participantes), Mancomunidad de Servicios Sociales de Cintruénigo-Fitero (13 participantes), Servicio Social de Tudela (24 participantes), Servicios Sociales del área de Cadreita (6 participantes) cuentan con el recurso del Empleo Social Protegido, siendo la participación total unas 85 personas.

Las acciones formativas se realizan de manera conjunta y coordinada con los diferentes Servicios sociales para rentabilizar recursos y poder contar con los participantes necesarios para poder llevarlas a cabo. Por un lado, la formación se realiza por los monitores de tajo en el puesto de trabajo y por otro lado se solicita a la FNMC (Federación Navarra de Municipios y Concejos).

Este año se han solicitado a la FNMC las siguientes acciones formativas: Limpieza, Atención al cliente, Jardinería, Autodiagnóstico y motivación para el empleo, Autoconocimiento y formación para el personal de apoyo relacionada con el acompañamiento social.

Comentarios