TUDELA

I-E denuncia la "mala gestión" y "nula planificación" de Na+ en Tudela

La formación de izquierdas asegura que los dos primeros años de legislatura del equipo de gobierno se han distinguido por "la falta de participación y transparencia, la inacción y el enfrentamiento con otras administraciones"

i-e
Màrius Gutiérrez, Irantzu Bermejo, Olga Risueño, Inés Munuera, Emilio Ruiz y Marisa Marqués posan en la puerta de la sede de I-E en Tudela antes de la rueda de prensa.
I-E denuncia la "mala gestión" y "nula planificación" de Na+ en Tudela

“La falta de participación y transparencia, la gestión deficiente, la inacción y el enfrentamiento con otras entidades o administraciones” han sido, según el grupo municipal de Izquierda-Ezkerra en el Ayuntamiento de Tudela, las principales señas de identidad del equipo de gobierno de Navarra Suma en los dos primeros años de legislatura.

La portavoz de esta formación, Olga Risueño, ha manifestado que los dos primeros años de mandato de la coalición formada por UPN, PP y Ciudadanos se pueden resumir en que “están viviendo de las rentas, ya que han realizado una mala gestión y hay una nula planificación y participación”.

Asimismo, los concejales de la formación de izquierdas han mostrado su preocupación ante la inacción de este equipo de gobierno que ha visto disminuir sus ingresos de manera considerable y, sin embargo, según han remarcado, no busca subvenciones para paliar ese déficit, aunque sí tira del remanente de tesorería. “Nos preocupa porque el informe de intervención cuando se cerró el último presupuesto recoge como un serio riesgo que se vuelva a incrementar la deuda, ya que nos encontramos en un contexto en el que los ingresos han disminuido, se está utilizando el remanente que existía y no llegan las subvenciones”, ha apuntado Risueño.

No obstante, esta inacción, han señalado los representantes de este grupo municipal, es evidente también en algunas áreas como la de Bienestar Social. “Las ayudas no han aumentado en la misma proporción que el número de personas que las necesitan”, ha denunciado Màrius Gutiérrez, que ha acusado a Navarra Suma de “dejar de gestionar las viviendas sociales que tenía cedidas por el Gobierno de Navarra” y de “reducir las ayudas para actividades de Empleo casi a la mitad” en estos dos años.

Gutiérrez también se ha mostrado muy crítico con la petición de la Carta de Capitalidad para Tudela, la gran apuesta de Navarra Suma y el alcalde Alejandro Toquero. “El informe en el que la sustentan presenta más sombras que luces”, ha manifestado el edil de I-E, que ha recordado que el secretario del Ayuntamiento afirma sobre dicho informe que “convendría adjuntar la justificación de los sobrecostes que sufraga Tudela como capital de la comarca”. Además, ha añadido, se trata de un documento que “ignora los ingresos fiscales y los beneficios directos e indirectos que recibe Tudela y además se basa en meras aproximaciones, que cifra la cantidad a recibir en algo más de 5 millones, ya que no se dispone del sobrecoste real”.

Estos dos años de legislatura, según Risueño, también se han caracterizado por la falta de participación, tal y como se ha quedado demostrado en los últimos días con la eliminación de los talleres arqueológicos en la iglesia de San Nicolás. “Han actuado de manera unilateral, mintiendo a la ciudadanía y echando por tierra un trabajo de muchos años y de mucha gente, de la que ellos mismos incluso han sacado pecho”, ha denunciado la portavoz de Izquierda Ezkerra. Una cuestión que, a su juicio, se ha repetido una y otra vez durante estos dos años. "Con la aprobación de la EMOT ocurrió algo parecido. Un documento sumamente participado, con un montón de mesas redondas en las que salieron todas esas ideas y, sin embargo, cuando está a punto de aprobarse, deciden aceptar una sugerencia de una asociación, sin contar con nadie y con la oposición frontal de gran parte de la ciudadanía que no quería que se contemplará la posibilidad de construir un campo de golf”, ha explicado la edil.

Risueño también ha criticado el “oscurantismo” que practica en el día a día el equipo de gobierno de Navarra Suma. “Todavía no tenemos el proyecto del estadio Ciudad de Tudela, tuvimos que recurrir al TAN para que nos dieran el informe de la Carta de Capitalidad o para quejarnos del uso partidista que realizan de las redes sociales, no contestan a nuestras preguntas en los plenos, fundamentalmente dos ediles, Anichu Agüera y Fernando Ferrer, no informan en las comisiones y mención aparte es lo que ocurre en el Consorcio Eder y la Mancomunidad de la Ribera, no sabemos nada de lo que pasa ahí”.

Su compañera de formación, Marisa Marqués, ha acusado al equipo de gobierno de llevar a cabo una gestión deficiente y ha destacado el sobrecoste de la estructura de gobierno. “Se han creado ocho puestos de libre designación, se trata de la estructura más cara de todos los gobiernos municipales que ha tenido Tudela en democracia, con un coste anual de 426.790 euros frente a los 233.000 del anterior equipo de gobierno”, ha señalado, y ha recordado también que el alcalde Alejandro Toquero cobró de forma irregular dietas que son incompatibles con su cargo. “Lo más curioso es que según la ordenanza que él mismo firmó, esas dietas debían ir a las arcas municipales”, ha comentado la edil.

Marqués ha remarcado que en estos dos años “ha empeorado la limpieza viaria, cantinela constante de Navarra Suma en las pasadas elecciones municipales, y tampoco han mejorado la gestión de los servicios contratados. El transporte y el alumbrado siguen sin adjudicarse, y la adjudicación del mantenimiento de parques y jardines ha tardado más de un año y medio en hacerse efectiva. Además, han dejado que se caducara el contrato de limpieza de edificios”.

Asimismo, ha manifestado que durante la crisis del covid la gestión ha continuado siendo deficiente, ya que Tudela ha dado menos ayudas de las que ha recibido de Gobierno de Navarra por la situación que se estaba generando con la pandemia. “Se anunciaron ayudas por 1,2 millones, terminaron dando 662.000 euros, mientras que el Gobierno de Navarra había aportado 824.000”, ha subrayado.

También ha acusado a Na+ de abandonar proyectos importantes, que en algunos casos han supuesto la pérdida de subvenciones como es el caso del Cerro de Santa Bárbara, y de retrasar otros como la puesta en marcha del Centro de Interpretación de la Huerta o el centro cívico Lestonnac.

Emilio Ruiz, por su parte, se ha referido al continuo enfrentamiento de este equipo de gobierno con otras entidades y administraciones. El concejal de I-E ha acusado a Navarra Suma de no respetar los consensos ni la forma de trabajar lograda en la anterior legislatura y ha añadido que en los plenos siempre hay un momento para recordar que "el enemigo que tenemos enfrente es el Gobierno de Navarra". Ejercen la política municipal, ha continuado, "como si estuviéramos en la Casa Blanca con Donald Trump, utilizando medias verdades o exageraciones, o muchas veces fabricándolas o amplificándolas en las redes sociales”. En este sentido, ha recordado que "las ganas de protagonismo del alcalde le llevaron a anunciar a bombo y platillo, al poco de ser elegido, una red ilegal de empadronamiento, con la que pudo poner en riesgo una operación de la Policía Nacional".

Comentarios