OPINIÓN

Jose Mari Blanzako: "Hablando de reformas"

Concentración por unas pensiones dignas Tudela 2018 Foto Jesús Marquina Arellano
Concentración por unas pensiones dignas Tudela 2018. Foto: Jesús Marquina Arellano
Jose Mari Blanzako: "Hablando de reformas"

Observo con preocupación por lo que me atañe como extrabajador y pensionista que soy, la situación que se ha creado en torno a la reforma de las Pensiones y a la Reforma Laboral 2021.

En cuanto a la primera, los y las mayores bien organizados están planteando una batalla a través de los movimientos de pensionistas en sus constantes movilizaciones consiguiendo parte de sus reivindicaciones. Los aspectos regresivos de las reformas de las pensiones de 2011 y 2013, deben de derogarse y no ser aplicadas.

Por ello, exigen coherentemente que se aplique el incremento del IPC (REAL), en los atrasos de 2021 y en la revalorización de las pensiones de 2022. Una pensión mínima de 1.080 euros y un SMI de 1.200 para ir igualándonos con Europa.

Acabar con la brecha de género, es decir, que no haya diferencias entre hombres y mujeres también el aspecto salarial y que la pensión de viudedad sea del 100% y que se devuelvan los 67.000 millones de euros que se llevaron de la caja de las pensiones.

Capítulo aparte merece destacar la precariedad en que viven las trabajadoras y trabajadores de las residencias en Navarra. Este sector está despreciado fruto de que hay empresas que gestionan el sector y cuyo fin no es otro que el lucro.

Es urgente y necesario el establecimiento de unas relaciones laborales y económicas justas a través de la elaboración de un convenio digno y duradero para este sector. Ya es hora que en el siglo XXI, se especule con la atención a los mayores y con los trabajadores que les atienden.

En relación a la reforma Laboral hay que comentar que dentro del pacto de gobierno PSOE-PODEMOS, se contemplaba la derogación de la reforma laboral de 2012 del PP, pero mira por dónde, no habrá tal derogación en detrimento de los trabajadores y trabajadoras. Esta reforma consensuada por la CEOE, CCOO, UGT y el gobierno actual, tiene carencias importantísimas que tendrán que acarrear con ellas como siempre la gente más desfavorecida, en beneficio del reformismo y del capital. Hasta tal punto le conviene al capital la citada reforma que CONFEBASK, la patronal vasca, comenta públicamente que esta reforma es histórica y mantiene la esencia de la anterior de 2012, como decía anteriormente impuesta por el Sr. Rajoy.

Deficiencias de importancia de la misma: Garantizar que los convenios territoriales y autonómicos, así como los acuerdos interprofesionales que se alcancen en esos ámbitos, deben tener prioridad a la hora de aplicarlos frente a los de ámbito estatal. Se debe garantizar que cualquier modificación no prevista en cuanto al incumplimiento de las condiciones pactadas en los diferentes convenios, especialmente en materia salarial, se produzcan previa negociación y acuerdo con la representación sindical. Necesidad de control público de los expedientes de regulación de empleo, en al ámbito vasco-navarro, por lo que la nueva normativa debería recuperar el aval de la autoridad laboral en la tramitación de los ERE. Observando la viabilidad de las empresas y en relación a la flexibilidad en los despidos por causas económicas que introdujo la reforma del PP, ésta, debe ser la última medida a adoptar y también a evitar y en todo caso, se deberán basar en la necesidad de desarrollar la viabilidad de la empresa y no en previsiones interesadas con el objetivo de incrementar el beneficio empresarial con la destrucción de empleo. Por último, es necesario el dotar de estabilidad al empleo y proteger a los trabajadores frente a los despidos improcedentes, por lo que se insta a recuperar la indemnización de 45 días por año trabajado, así como los salarios que se tramitan en los despidos improcedentes.

Esta reforma laboral criticada por los sindicatos ELA, CIG, LAB y CGT, no debe alcanzar el objetivo de materializarla que desean la CEOE, el Gobierno actual de PSOE - PODEMOS y los sindicatos CCOO y UGT ¿Si nos prometieron derogar la reforma laboral del PP, por qué no la han derogado? Más aun, teniendo mayoría parlamentaria más que suficiente para hacerla.

Jose Mari Blanzako Sesma

Foro de Opinión de Tudela – Tuterako Iritzi Forua

Comentarios