OPINIÓN

Inés Munuera: "Suspenso en Cultura"

Momento de la toma de posesión de su cargo, Inés Munuera IE
Inés Munuera, concejala de I-E en el Ayuntamiento de Tudela.
Inés Munuera: "Suspenso en Cultura"

A punto de terminar el curso político en Tudela, es triste ver cómo la cultura ha sido una de las asignaturas peor llevadas por el equipo de gobierno de Navarra Suma.

Como pudimos ver en el último pleno, la concejalía liderada por Merche Añón, se empeña en negar la nefasta gestión de su área, ignorando hechos tan graves como la denuncia de todos los sindicatos de un grave problema de salud laboral en la entidad. Intentan desviar la atención acusándonos de politizar esta situación, olvidando que está respaldada por todas las centrales sindicales con representación en el Ayuntamiento de Tudela. Éstas han pedido un acercamiento para encontrar soluciones, y la respuesta por parte de la concejala ha sido que van a continuar trabajando igual.

La actividad cultural no funciona mejor. Estos días hemos visto como Bibliotecas como la de Cascante, Marcilla, Ablitas, Artajona, entre otras 370 de todo el país, han sido premiadas por sus proyectos de animación a la lectura. ¿Recuerdan por qué no pudo presentarse la de nuestra ciudad, la segunda de Navarra? Porque el alcalde, Alejandro Toquero, antepuso su ego al interés general, y no quiso firmar la solicitud. La razón: la censura de un autor local. No, no estamos hablando de la Edad Media. Esto pasa en Tudela en el s. XXI.

También fuimos noticia por la queja formal de más de 20 artistas por manipular una exposición en la Casa del Almirante. La comisaria de la misma denunció “actitudes incomprensibles”, censura y alteración de los elementos. Su queja nos fue ocultada a la oposición, como ocurre con mucha de la información que solicitamos.

La afluencia al Teatro Gaztambide ha bajado muchísimo, y la pandemia ya no es excusa. La actuación de Amaral llenó durante dos días, sin embargo la mayor parte de la programación externa no tiene la calidad ni la difusión que merece una ciudad como Tudela, cabecera de comarca y que debería ser un referente cultural.

Quizá todo el presupuesto empleado en confundir a la ciudadanía con el lema #Tudelaescapital, deberían emplearlo en traer a la ciudad eventos que realmente atraigan al público de las localidades cercanas. Falta planificación y amplitud de miras.

Muy grave ha sido también perder una subvención del Gobierno de Navarra de 65.000€ para mejorar técnicamente el Teatro Gaztambide. Sin embargo, a la mínima ocasión se quejan de la falta de financiación por parte del Gobierno foral, cuando, mientras gobernó UPN en Pamplona y Tudela, la subvención para el Ópera Prima fue de 62€. Su actitud hacia la cultura viene de lejos.

Ahora esa subvención es de 20.000€, y 100.000€ se reciben del programa Platea de GN para la programación del teatro.

También se niegan a elaborar un Plan Estratégico que guíe la actividad de la entidad, algo a lo que obligan los Estatutos, y de lo que parecen no ser capaces. Así nos va…

En la convocatoria de este año a subvenciones a asociaciones culturales sin ánimo de lucro (con un presupuesto de 15.000), se ha recortado la ayuda a todas ellas, en vez de ampliar la cantidad a 20.000€, algo que sí se ha hecho en otras áreas, como Festejos, o cambiando las bases de la convocatoria, como en Deportes, para que pueda presentarse el Tudelano SAD. Sólo hay que tener voluntad de hacerlo. Y eso es lo que falta en la concejalía de Cultura.

Mucha más ligereza hay para gastar en propaganda, banderas, actividades taurinas, focos para campos en ruinas, etc…

Muchas de estas asociaciones tendrán dificultades para desarrollar su actividad con menos presupuesto, como ha manifestado el grupo de teatro del IES Valle del Ebro, muy premiado por su calidad, y llevando el nombre de la ciudad con orgullo allá por donde van. No olvidemos que realizan actividades culturales que redundan a la ciudadanía, y todas ellas sin ánimo de lucro. Aparte del citado grupo, también se reduce la subvención del Coro Fernando Remacha, Peña La Teba, Peña Beterri, Amigos del Dance y el Paloteado, Tuterako Txistulariak, Asociación Cultural Laya, el grupo de teatro de Argía ikastola y el Centro de Estudios Merindad de Tudela. Otros colectivos locales también sufren la falta de apoyo en el alquiler de los espacios municipales, teniendo que pagar cantidades que podrían evitarse con la colaboración de otras concejalías.

Todo esto con un remanente de tesorería de más de 500.000 € de anteriores ejercicios, y un cargo de gerente que nos cuesta 50.000 al año. ¿Y éste es el balance?

Una de las gestiones políticas más agradecidas es la cultural. Y más la de una administración local, de un tamaño tan manejable como la de Tudela , en la que es fácil conocernos y valorar las aportaciones de cada entidad. Sólo hay que ponerle orden, facilitar, y aportar otras actividades externas que enriquezcan nuestra visión del mundo.

Así entendemos la cultura, y así se reflejó en la anterior legislatura, en la que tuvimos una programación innovadora y participativa, y en la que se aumentó la financiación externa para el cine, las artes escénicas, para museos, proyectos expositivos, becas para danza (algo de lo que ahora presumen).

Parece que tengan ustedes una venda en los ojos que les impide ver la realidad; pero realmente quien pierde políticamente ante semejante balance cultural, son ustedes.

Y la ciudadanía y los colectivos de Tudela, por supuesto.

Inés Munuera Amador

Vocal del Comité Ejecutivo de la EPEL Tudela-Cultura

Comentarios