OPINIÓN

GRASS: "Golf sin mentiras"

golf
Varias jóvenes practican en una cancha de prácticas.
GRASS: "Golf sin mentiras"

GRASS, asociación de aficionados al golf, estamos estupefactos ante la oportunidad del grupo I-E, de sacar rédito político contra el actual Ayuntamiento de Tudela, poniendo su foco, en contra de una iniciativa deportiva, fuera de cualquier ámbito político, para lo cual utilizan todo tipo de mentiras y manipulaciones, para confundir a la opinión pública y que se posicione en contra de algo que consideramos bueno para toda la Ribera, como equipamiento deportivo y de ocio, para toda edad y condición, que supone un campo público de golf.

La señora Olga Risueño y los “pseudo-ecologistas” mienten cuando nos relacionan con otros intentos de promoción de campos de golf en la zona, con o sin interés de promoción inmobiliaria. GRASS es una asociación de aficionados al deporte del golf, muchos de nosotros y nosotras ni siquiera practicábamos ese deporte cuando se intentaron esas promociones. ni siquiera se han molestado en preguntar quiénes somos ni cual es nuestro proyecto.

La señora Olga Risueño manipula la información tanto en el coste de ejecución, como de mantenimiento, del orden del 200-300%, pero el papel lo aguanta todo. Anteriormente también lo hicieron con el gasto de agua, sin considerar que el área con necesidad de riego es de una tercera parte de la superficie del campo.

Entendemos que como equipamiento de carácter comarcal, y contando con que el Ayuntamiento lo declare de interés municipal, comprometiéndose a la cesión del suelo, y dado que es un equipamiento para toda la comarca, se pueda ver realizado mediante ayudas económicas europeas, del Gobierno de Navarra y de la Federación Española de Golf, que de otra manera irán destinados a cualquier otra localidad que no sea la nuestra (nacional o europea).

El mantenimiento del campo queremos hacerlo autosuficiente, no costaría dinero al Ayuntamiento, como pasa con otras muchas instalaciones municipales.

Al parecer, este grupo político, tan sensible con esta iniciativa, está en contra de desarrollos que mejoren las actuales y escasas posibilidades de deporte y de ocio en la Ribera, y que pueden incidir sobre tantos otros sectores tan positivamente, como el turismo y la actividad empresarial, que en definitiva darían una mayor bienestar a la Ribera.

Dicen que apoyan deportes minoritarios pero, vaya, el golf no está en esa lista, debe ser que además de deporte minoritario tengamos que cumplir algún requisito más… Siempre tan sectarios.

Nos dicen que apoyan pequeños proyectos que promocionan y ponen en valor lo local, o sea conformarnos con lo que tenemos, y no ver más allá, no avanzar; dedicar el basto suelo rústico sólo a la agricultura, y a energías renovables, y proteger entornos naturales de Bardenas y río Ebro; por supuesto, no hay duda de ello, pero y, ¿nada más?, nos quedamos ahí?.

Ustedes representan el no a toda iniciativa que no consideran rentable políticamente, y se escudan en un ecologismo de oportunidad.

El despliegue de los grupos, mal llamados, “ecologistas” está al caer, ven el cielo abierto cuando avistan un proyecto similar, que consideran elitista, tratando de impedir que sea accesible para cualquiera que quiera practicarlo; pero no se preocupan de conocerlo, si va a ser o no respetuoso con la naturaleza y el entorno, únicamente les interesa hacer ruido, y que se les vea, para justificarse a sí mismos.

Un consejo señora Olga Risueño, y pseudo-ecologistas: mentir, manipular e intentar confundir a la ciudadanía no es una buena forma de hacer política, flaco favor hacen a esta comunidad. Le estaríamos agradecidas si utilizase un lenguaje inclusivo cuando se refiera a nuestra asociación, ha hecho sentirse menospreciadas a nuestras socias.

No contestaremos más a sus absurdos argumentos retrógrados, trasnochados, anclados en el pasado que parecen venir de otras épocas, seguiremos trabajando por ello, por muchos palos que nos metan en las ruedas.

La Junta de la Asociación Grass.

Comentarios