OPINIÓN

Eulogio Casado: "Justificar adjudicaciones con un informe técnico inexistente"

Ayuntamiento de Tudela
Fachada del Ayuntamiento de Tudela.
Eulogio Casado: "Justificar adjudicaciones con un informe técnico inexistente"

Hola a todos.

Por la presente quiero poner en su conocimiento una serie de hechos para que juzguen por sí mismos.

Me dedico a la sonorización de actos, sector que depende de los trabajos con el Ayuntamiento de Tudela, que es prácticamente el único promotor que realizan anualmente actos, motivo por el cual, poder trabajar con el Ayuntamiento es primordial en este sector.

Mientras lo habitual en otros ayuntamientos es repartir los trabajos entre las empresas de la localidad, favoreciendo de forma equitativa a todos los miembros de cada sector, en Tudela desde hace años la misma empresa acapara la mayoría de los trabajos.

En el año 2017, y después de llevar trabajando 5 años consecutivos para el Ayuntamiento, dejan de contratarme. Tras solicitar explicaciones al concejal, que no me las dio, acudí al pleno del Ayuntamiento de julio del 2018. Pregunté que cuál era el motivo y el alcalde me respondió: “se ha realizado un estudio técnico que dice que vas más caro y los técnicos de esta casa te lo pueden confirmar”.

Sorprendido por la respuesta, le pregunté a la persona responsable sobre dicho informe, pero no recibí contestación. Así que, solicité formalmente a esta persona hasta en cuatro ocasiones unas facturas para poder comprobarlo, pero se negó a entregarlas.

Acudí nuevamente a un pleno del Ayuntamiento, en concreto en enero de 2019, para manifestar que no se me había facilitado todavía el citado informe, ni tampoco las facturas que solicité y que justificaba el no contratarme en el año 2017 por ser “caro”. Mostré mis dudas de que realmente existiese dicho informe, que a la postre se ha comprobado que no. Expliqué que los precios presupuestados durante los 5 años habían sido muy bajos o incluso inferiores al precio de mercado y que el supuesto informe solo afectaba a los trabajos que realizaba yo y en ningún caso a los que realizaba la otra empresa. Ningún concejal dijo ni hizo nada.

Ante la falta de respuesta del MI Ayuntamiento a mis peticiones, solicité amparo al Tribunal Administrativo de Navarra, y finalmente el Ayuntamiento en resolución número 1.692 de 13 de septiembre de 2021:

- Reconoce que NO EXISTE ese informe, por lo que el no aceptarme el presupuesto no se basó en ningún informe y ese el motivo de que no se me facilitase cuando lo pedía.

- Entrega las facturas de los años 2017 y 2018, que tampoco se me facilitaron, y de ellas se desprende que el año 2017 el Ayuntamiento se ahorró un 5% pero, el 2018 pagó un 23% más y el Ayuntamiento no puso ninguna objeción. Además, todos los actos fueron adjudicados a la empresa que realiza el resto de trabajos.

La realidad de este suscribiente es que, sin ningún motivo desde el año 2017 dejé de contar para el MI Ayuntamiento, se fabricó por este Ayuntamiento una excusa para prescindir de mis servicios (la existencia de un informe técnico que realmente no existía), y se ha comprobado que el denegar mi presupuesto de 2017 supuso un beneficio del 5% en total y que, sin una explicación justificada, ha supuesto un perjuicio de un 23% al año siguiente.

A los concejales actuales. Es humillante estar trabajando para el Ayuntamiento a precios muy bajos y que te digan que un informe que no existe dice que vas caro. ¿A quién representáis y cuál es vuestro trabajo? ¿Es tolerable que alguien del Ayuntamiento mienta para justificar unas adjudicaciones y que, además, salga perjudicado el contribuyente?

Eulogio Casado Fernández

Comentarios