El Ríos Renovables denuncia el "trato denigrante" recibido en Puertollano

El Ríos Renovables denuncia el "trato denigrante" recibido en Puertollano
FUENTE DIARIO DE NAVARRA - JAVIER UBAGO . TUDELA Jueves, 17 de marzo de 2011 - 04:00 h.

La directiva del Ríos Renovables Ribera Navarra de fútbol sala denunció ayer el "trato denigrante" recibido por una parte de la afición del Puertollano durante el partido disputado el martes. El club remitirá un informe de los hechos a la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) y a las instituciones navarras -Federación Navarra de Fútbol e Instituto Navarro del Deporte-.
Según indicó el club, en el transcurso del partido los seis aficionados desplazados desde Tudela y los jugadores riberos recibieron todo tipo de insultos y gritos de "etarras". Incluso, el grupo de seguidores navarros tuvo que ser escoltado durante todo el partido por agentes de la Policía Nacional. El encuentro entre el Puertollano, líder de División de Plata, y el Ríos, segundo clasificado finalizó con empate a tres goles.

Ayer, el presidente José Luis Ruiz Arriazu se mostró muy indignado. "El trato que recibimos allí los navarros fue denigrante. Insultos de todo tipo que hasta los jugadores me preguntaban a qué venían. Nuestro jugador brasileño Cassio, que fichamos en el mes de enero, me dijo qué les habíamos hecho y qué quería decir la palabra etarras", destacó.

Ruiz no entiende esta actitud cuando en la pista el partido transcurrió con total normalidad. "Nuestro equipo hizo un gran partido y estoy orgulloso. Hubo deportividad y sólo al final un enfrentamiento entre Fabricio y un rival lo saldaron los colegiados con la expulsión de nuestro jugador y dejaron impune al de Puertollano", añadió.

Protección y seguridad

El presidente del club de Tudela quiso agradecer la labor de los agentes de la Policía Nacional y Local. "Siempre estuvieron con nosotros, a nuestro lado, para lo que hiciera falta. A la salida de la ciudad nos acompañaron con dos furgones por si algún grupo lanzaba alguna piedra contra el autobús. Menos mal que todo se quedó en los insultos y gritos", aseguró.

Reconoció que el ex presidente del Puertollano le pidió disculpas. "Vamos a mandar cartas de agradecimiento a las direcciones de las dos policías y también al club. El ex presidente estuvo muy cordial y no comprendía por qué esa parte de la afición se había portado de esa manera", confesó.

Comentarios