RIBERA

El proyecto constructivo de la segunda fase del Canal de Navarra estará a finales de año

Navarra y el Estado acuerdan acelerar este proyecto, clave para la recuperación económica de la Comunidad Foral, que generará más de 3.000 puestos de trabajo

canal de navarra
Reunión de la comisión se seguimiento del Canal de Navarra- Estado
El proyecto constructivo de la segunda fase del Canal de Navarra estará a finales de año

La presidenta de Navarra, María Chivite, ha mantenido un encuentro con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, en el que ambas administraciones han acordado acelerar todo lo posible el proyecto de la segunda fase del Canal de Navarra. Ambos gobiernos prevén que el proyecto constructivo de la segunda fase esté listo para finales de este año 2021.

En la reunión han participado también el director general del Agua, Teodoro Estrela, y el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza.

La presidenta ha incidido en que suministrar agua de calidad a la Ribera lo antes posible es una cuestión prioritaria para el actual Gobierno de Navarra. “Es fundamental porque nos permitirá abastecer de agua de boca de calidad a más de 70.000 habitantes de la Ribera; garantizar las necesidades de agua de riego e industrial, avanzando de este modo en el equilibrio territorial y en el desarrollo económico de la zona, así como adelantarnos y poder mitigar posibles efectos del cambio climático, uno de los mayores retos medioambientales”, ha señalado Chivite.

La presidenta ha destacado la importancia de esta infraestructura como un pilar clave en la reactivación económica de Navarra. “Las obras de la segunda fase permitirán crear 3.160 puestos de trabajo a tiempo completo, de los que en torno a 2.668 se producirían en Navarra, es decir, el 84% del total. En relación al VAB (Valor Añadido Bruto), se generarán 217 millones de euros, de los que el 86% se produciría dentro de Navarra, el equivalente a 187,5 millones de euros”, ha remarcado Chivite.

La decisión de suministrar agua de calidad a la Ribera mediante la construcción simultánea de dos tuberías en la segunda fase del Canal de Navarra se adoptó en octubre de 2020. Este acuerdo, que prioriza la rentabilidad social y estratégica del proyecto, se alcanzó durante la reunión de la comisión de seguimiento del Canal Navarra-Estado y en el Consejo de Administración de CANASA. La segunda fase del Canal es un proyecto que se recoge en las bases del Plan Reactivar Navarra – Nafarroa Suspertu 2020-2023, así como en la Estrategia de Especialización Inteligente de la Ribera.

Impulso del actual Ejecutivo al Canal de Navarra

En relación a la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra, cabe recordar que fue en abril de 2020, en plena pandemia, cuando se reactivaron las obras de esta infraestructura a su paso por Peralta, en el conocido como Ramal del Arga. Se trata de unas obras que finalizaron el pasado mes de junio y que han permitido incrementar la productividad de más de 1.200 hectáreas de tierra, ya que se ha garantizado el suministro de agua, tanto en cantidad como en calidad para la zona.

Asimismo, en próximas fechas se prevé reactivar las obras del Canal de Navarra en Tierra Estella, en el denominado Ramal del Ega. Los trabajos se van a iniciar en los municipios de Lerín y Cárcar y, posteriormente, continuarán en Sesma, Lodosa, Andosilla, San Adrián y Azagra. Esta nueva infraestructura permitirá abastecer de agua de calidad de Itoiz a 5.428 hectáreas de regadío, pertenecientes a más de 1.300 agricultores.

A todo ello se suma que, desde este mes de julio, los habitantes de Peralta y Falces consumen en sus domicilios agua proveniente del pantano de Itoiz, suministrada a través del Canal de Navarra y la Mancomunidad de Aguas de Mairaga. Asimismo, próximamente, dicha agua, apta para consumo humano e industrial, también llegará a otras siete localidades como Mélida, Caparroso, Rada, Carcastillo, Figarol, Murillo el Fruto y Santacara, abasteciendo a un total de 17.000 habitantes. En una fase posterior, también podrán disponer de ella los municipios de Marcilla, Villafranca, Funes, Milagro y Cadreita.

Comentarios