IRACHE critica la supresión de subvenciones a las oficinas municipales de atención al consumidor

IRACHE critica la supresión de subvenciones a las oficinas municipales de atención al consumidor
La asociación de consumidores Irache ha criticado que el Gobierno de Navarra vaya a dejar de subvencionar las oficinas municipales de atención al consumidor para abrir una red de siete oficinas propias, una decisión que el Ejecutivo defiende atendiendo a criterios de "eficiencia y racionalidad".
Susana Arizcun, directora adjunta de Consumidores Irache, ha señalado en el espacio de La Mañana "Comsumo responsable", que se emite, todos los miércoles a las 13 h., que esta medida deja en inferioridad de condiciones a los consumidores sobre todo, de localidades pequeñas, y que la red de oficinas que pretende habilitar el Gobierno de Navarra no prestarán el mismo servicio.

El Gobierno de Navarra ha anunciado su intención de dejar de abonar las subvenciones, por importe total de 80.000 euros, a las 72 oficinas municipales gestionadas por Irache y destinar una partida de 30.000 euros para abrir siete "puntos de información al consumidor" propios del Servicio de Consumo en Pamplona, Estella, Tudela, Tafalla, Sangüesa, Santesteban y Alsasua.

El presidente de Irache, Manuel Arizcun, ha comentado que, de las 72 oficinas municipales, 70 ya han comunicado a la asociación que van a renovar el convenio para este año aunque no reciban la subvención del Gobierno de Navarra.

Arizcun ha señalado que Irache tratará de "ajustar" la cantidad que cobra a los ayuntamientos por este servicio y en ese sentido ha apuntado que "habrá que mirar" si puede mantener la plantilla de la asociación, compuesta por 16 personas, que supone un 70 % de sus gastos.

El dirigente de la asociación ha destacado que la decisión del Gobierno de Navarra es una "absoluta injusticia" y crea una "situación absurda, negativa para los propios consumidores", que durante el año pasado hicieron más de 20.000 consultas y reclamaciones en esas 72 oficinas.

Se trata, ha agregado Arizcun, de un proyecto del Gobierno de Navarra "ridículo y totalmente ineficaz", porque se pretende abrir con sólo 30.000 euros siete nuevas oficinas que serán "inútiles" y que tienen el objetivo de "torpedear y perjudicar a las asociaciones de consumidores y a los ayuntamientos".

En ese sentido, la directora adjunta de Irache, Susana Arizcun, ha indicado que los puntos de información al consumidor, a diferencia de las oficinas actuales, no plantean jurídicamente las reclamaciones de los consumidores ni actúan en su nombre y representación porque, al tratarse de la Administración, debe adoptar una posición de neutralidad.

Irache solicita por estos motivos al Departamento de Política Social del Gobierno de Navarra que mantenga el modelo anterior y apoye económicamente a las entidades locales que tienen oficinas de atención al consumidor.

La asociación insta al Departamento a abandonar la idea de crear los siete puntos de información al consumidor, puesto que "duplican servicios ya existentes, carecen de la independencia y de la capacidad de actuación necesarias, y suponen un derroche de recursos económicos de los contribuyentes en época de crisis".

En caso de no obtener soluciones, ha resaltado el presidente de la asociación, "nos veremos obligados a acudir" a la presidenta del Gobierno, Yolanda Barcina, "con objeto de que se modifique la actual política destructiva en materia de consumo del Departamento de Política Social".

Por el Departamento, el director del Servicio de Consumo, César López Dios, ha comentado a Efe que la decisión de abrir las oficinas propias es "firme" y ha declarado que el modelo actual "no obedece a criterios de eficiencia y racionalidad".

En cualquier otra comunidad autónoma española o región europea, ha manifestado, sería "impensable" un modelo como el navarro, consistente en "externalizar" este "servicio esencial".

"Las asociaciones de consumidores tienen capacidad y competencias" para actuar en este ámbito pero "nunca pueden ser un sustituto de la Administración", ha subrayado López Dios, que ha considerado que Irache trata de "confundir" a los ciudadanos sobre las actuales oficinas.

Al respecto, ha indicado que las oficinas que están operando actualmente no son de Irache, sino de los ayuntamientos, que contratan con la asociación de consumidores, que de esta forma pasa a ser "prestador de un servicio".

López Dios ha señalado que 30.000 euros es el presupuesto inicial para la apertura de los siete puntos de información y ha considerado que con esa cantidad el Servicio de Consumo "es capaz de gestionar esas oficinas".

Comentarios