RIBERA

Irache apuesta por robustecer la sanidad y favorecer el acceso a la vivienda

La Asociación apunta necesidades como ofrecer vivienda a precios asequibles, promocionar el producto local, potenciar internet y las comunicaciones o apoyar a los consumidores

Hospital Reina Sofía de Tudela
Hospital Reina Sofía de Tudela
Irache apuesta por robustecer la sanidad y favorecer el acceso a la vivienda

En estos momentos en que tratamos de recuperarnos económica y socialmente de las consecuencias que ha traído la pandemia, la Asociación de Consumidores de Navarra Irache cree que es fundamental robustecer el sistema sanitario e impulsar una recuperación económica que permita avanzar hacia una sociedad navarra más justa, cohesionada y con un mayor bienestar. Así lo ha dado a conocer en el Consejo Económico y Social de Navarra.

Robustecer el sistema sanitario para atender de forma ágil y eficaz

Han sido meses especialmente complicados para la sanidad que precisamente han puesto de manifiesto la necesidad de contar con una buena salud pública. Para tenerlo, debemos acometer sin miedo reformas que robustezcan nuestro sistema sanitario. Sin duda, hay que adoptar medidas para reforzar la atención primaria, un primer recurso, más cercano al ciudadano, y que permite derivar y dar un cauce adecuado a cada personas o caso para posibilitar un sistema más eficaz.

Del mismo modo, hay que dotar al sistema de los recursos necesarios para que los ciudadanos no tengan que esperar meses y meses para ser atendidos por un especialista o ser intervenidos quirúrgicamente. En Irache hemos podido comprobar el malestar de muchos ciudadanos por la demora en su atención y, aun siendo conscientes de la complejidad del problema, entendemos que es urgente buscar soluciones, que también deben pasar por una colaboración fluida con el sector privado, siempre en beneficio de la ciudadanía. Asimismo, es básico que un servicio sanitario ágil y de calidad llegue a todos los pueblos y zonas rurales de Navarra, una cercanía especialmente necesaria cuando se trata de personas mayores o con dificultad para desplazarse y ante situaciones que exijan cierta urgencia.

Los cambios deben tener como objetivo conseguir un sistema de salud sólido y flexible, que pueda responder a las necesidades inmediatas e imperantes de atender en condiciones a todos los enfermos, como prever y prepararse para posibles situaciones futuras y que la respuesta sanitaria sea lo más ágil y eficaz posible. 

Impulsar la recuperación

Es necesario seguir impulsando la recuperación económica tras el revés que supuso la pandemia. Por ello, hay que asegurar que se cubren las necesidades principales de los ciudadanos y apoyar los sectores que pueden permitir una revitalización y un fortalecimiento del tejido productivo.

Viviendas a rentas adecuadas y favorecer la rehabilitación

Casi uno de cada cinco navarros -19%- tiene pensado comprar o alquilar una vivienda en los próximos años, según los datos de una encuesta encargada por Irache. Por ello, hay que poner en manos de la ciudadanía los inmuebles suficientes para garantizar el derecho a la vivienda, de forma prioritaria para aquellas personas y familias que más lo necesitan. Hay que seguir potenciando el alquiler también con opción a compra, con una renta proporcionada a los ingresos de jóvenes o personas en dificultad. Junto a ello, convendría trabajar con entidades financieras para ofrecer condiciones adecuadas y razonables para que los interesados puedan afrontar la adquisición de una casa en propiedad.

Por otro lado, las viviendas deben ajustarse a las necesidades reales. Por ello, es importante optimizar el uso de las que ya existen. En este sentido, se debe hacer un esfuerzo por ayudar a proyectos de rehabilitación que se adecúen a las necesidades de las personas y revaloricen las viviendas que ya existen tomando como ejes la sostenibilidad, versatilidad y confortabilidad. También se debe favorecer el uso de las vivienda vacías.

viviendas tudela

Prioridad al producto local, sostenible y buscar la sinergia de los diferentes agentes de la cadena

En el sector de la alimentación, debe haber una apuesta decidida por apoyar a nuestro producto y a nuestros productores. El objetivo debe ser doble: ir creando un sector y una comunidad alimentaria más autosuficiente, menos dependiente y más atractiva, que aúne la calidad, la sostenibilidad y la seguridad alimentaria. También se debe ir potenciando el cultivo y la crianza menos invasivos, más naturales y más respetuosos con el medio ambiente. Junto a ello, es conveniente velar porque los productores puedan conseguir un margen de beneficio razonable que permita continuar con su actividad y porque los consumidores no se vean afectados por inflaciones artificiales de precio en la cadena de comercialización y distribución.

Se debe crear una sinergia entre Administración, productores, comerciantes y consumidores para hace de la marca navarra un referente de calidad. Además, se debe favorecer el comercio local y el circuito corto, potenciando en estos casos la calidad y el trato al cliente, para colaborar en un equilibrio del territorio y un sostenimiento del entorno rural. Es fundamental hacer llegar al consumidor final los beneficios de comprar producto local.

Acceso y formación digital y buenas comunicaciones como herramientas para la cohesión territorial

Otro objetivo debe ser conseguir una conexión a internet rápida y de calidad en todas las zonas de Navarra. Actualmente nadie duda que contar con un servicio de internet de calidad es un elemento imprescindible para el desarrollo social y empresarial de cualquier territorio. Por ello, optimizar esta conexión es fundamental como un instrumento más para evitar el despoblamiento del medio rural y mantener una cohesión y equilibrio territorial en nuestra comunidad.

En este punto hay que hacer esfuerzos por ir formando a las personas para que puedan ser cada vez más autónomas y llevar a cabo sus gestiones desde casa. Mientras, hay que garantizar que las personas que no se manejan con internet (especialmente personas mayores, también alguna zona rural...) puedan acceder a los servicios por vías más asequibles.

Junto a ello, en los pueblos y zonas rurales deben garantizarse otros servicios de calidad básicos como la salud, la educación, ofertas turísticas, de ocio, planes para impulsar el tejido económico y el comercio, iniciativas cívicas… Todos ellos, junto a una conexión digital de calidad, deben colaborar a hacer de las zonas rurales un hábitat más atractivo.

En este objetivo de la cohesión territorial, es igualmente importante mantener unas vías de comunicación y transporte que aseguren una movilidad cómoda y fluida. Sin duda, es importante que haya grandes vías que estén en buen estado y que faciliten la movilidad y también el desarrollo industrial. Pero ello debe ir acompañado del cuidado de las necesidades de movilidad de muchas personas que viven en núcleos rurales, menos poblados y peor comunicados. Es fundamental que cuenten con carreteras u otros recursos en condiciones que les permitan trasladarse a otros pueblos o núcleos de población con fluidez y sin un alto coste.

Favorecer las energías renovables

Las fuentes de energía renovable deben tener más presencia. Se deben reimpulsar las iniciativas sobre la energía eólica y la fotovoltaica. Avanzar hacia la máxima autosuficiencia energética posible y hacia un modelo sostenible puede ser una guía. En un entorno internacional y económico cada vez más complicado, es importante que el consumidor se convierta en un agente activo en su forma de consumir o incluso producir energía. Las instalaciones de autoconsumo pueden ser una alternativa a tener en cuenta en el camino hacia un gasto energético responsable.

Apoyar la participación de los consumidores

Es necesario una mayor colaboración y coordinación con las asociaciones de consumidores, de la misma manera que hemos planteado en el ámbito de la agricultura, para el empoderamiento del consumidor, la parte más débil y frágil del sistema.

Aunque a veces se olvida, todo sistema económico debe poner en el centro al consumidor. La labor de formación de los consumidores en un entorno cada día más competitivo resulta indispensable. Es fundamental que los consumidores vayan ganando en autonomía y desempeño en los diferentes campos que les afectan (telefonía, gas y luz, banca, internet, seguros, comercios...) e ir actualizando esta formación para que vayan conociendo las nuevas normativas o posibilidades que se le brindan (ayudas rehabilitación, autoconsumo energético, cláusulas abusivas, cómo contratar...). Sin duda, un consumidor más crítico y formado será un motor fundamental para una sociedad más dinámica.

Comentarios