TUDELA

Navarra Suma denuncia que la Ribera vuelve a quedarse sin radiólogo de guardia

La falta de especialista en el Hospital Reina Sofía se produjo este lunes 18 de julio, pero podría darse de nuevo los días 21 y 26 de julio

cristina ibarrola
Cristina Ibarrola, portavoz de Salud de Navarra Suma.
Navarra Suma denuncia que la Ribera vuelve a quedarse sin radiólogo de guardia

Navarra Suma ha denunciado que, según fuentes internas del Hospital Reina Sofía a las que han podido acceder, este lunes 18 de julio el centro hospitalario no tuvo radiólogo de presencia física en el hospital de la capital ribera. “La Ribera vuelve a quedarse sin radiólogo de guardia”, critican.

Esta situación, advierten desde la coalición, “podría repetirse los próximos días 21 y 26 de julio, fecha en la que la actividad sanitaria previsiblemente puede aumentar con motivo de las fiestas patronales de Tudela, y que obliga a desplazamientos de pacientes con urgencias médicas hasta el Hospital Universitario de Navarra”.

Desde NA+, y más concretamente su portavoz de Salud, Cristina Ibarrola, han venido denunciando “la precaria situación en la que el Gobierno de María Chivite ha dejado al servicio de Radiología en La Ribera a lo largo de toda la legislatura, situación agravada desde octubre de 2020, cuando el Gobierno hizo efectivos traslados de médicos de hospitales comarcales al Hospital Universitario de Navarra, fecha en la que tan solo quedaron cubiertas las plazas de 3 de los 11 radiólogos de plantilla del servicio del hospital ribero”.

“La desidia y la inacción del equipo liderado por la consejera Santos Induráin han provocado que este verano vuelva a quedar toda la Ribera sin radiólogo de guardia determinados días”, critican, haciendo hincapié en que “todavía no se ha resuelto la incorporación de radiólogos de la OPE al Hospital Reina Sofía” y en que “el Gobierno ha sido incapaz de implantar medidas efectivas para atraer y retener profesionales”.

“Medidas que hemos propuesto de forma reiterada desde Navarra Suma y que han sido rechazadas, presupuesto tras presupuesto, por el actual pentapartito que gobierna en Navarra”, agregan. Así, explican, “la lamentable gestión sanitaria del Gobierno de Navarra sigue condenando a más de 90.000 habitantes de La Ribera de Navarra a unas condiciones preocupantes en el acceso a pruebas diagnósticas”.

Para NA+, se trata de “una muestra más de la pésima gestión y el deterioro de la sanidad navarra con este Gobierno, que tiene como máximas responsables a María Chivite, Santos Induráin y a la nueva gerente del Área de Salud de Tudela, Ana Campillo, quien protagonizó continuas protestas contra la gestión sanitaria de UPN pero que desde su incorporación a la gerencia sigue sin resolver ninguno de los problemas de la sanidad en La Ribera”.

La historia se repite

Cabe recordar que el verano pasado todo el Área de Salud de Tudela permaneció sin radiólogo de guardia durante diversos días en el Hospital Reina Sofía, obligando a médicos del hospital a reconvertir indicaciones de ecografía por otras pruebas diagnósticas que deben interpretar radiólogos de otros hospitales a distancia y a derivar pacientes que requieren una ecografía urgente teniendo que desplazarse 200 kilómetros entre ida y vuelta a Pamplona. “Un año después, la consejera Induráin sigue sin resolver los problemas de salud de La Ribera y vuelven a surgir los mismos problemas”, concluyen desde NA+.

Comentarios