TUDELA

Haizea Maisterra Miramón, un ángel de ojos azules

La pequeña, que no pudo protagonizar la Bajada del Ángel ni en 2021 ni en 2022, cumplió su deseo de vestirse de Ángel 

haizea angel tudela
Haizea Maisterra Miramón lanza los aleluyas.
Haizea Maisterra Miramón, un ángel de ojos azules

Haizea Maisterra Miramón tenía que haber protagonizado la ceremonia de la Bajada del Ángel en 2021, pero la pandemia del covid-19 lo impidió. Finalmente, este año tampoco pudo convertirse en Ángel "por motivo de medidas, que no de ganas", ha recordado la familia Vallejo-Arregui, la encargada de organizar este tradicional acto de la Semana Santa tudelana.

haizea angel tudela2

Esta niña de "carita angelical", recuerda el matrimonio Vallejo-Arregui, "nos encandiló con su mirada tan azul, con esos ojos que se comían el mundo. Pizpireta y alegre, soñaba con ser el Ángel de Tudela 2021, igual que hizo su padre allá por 1984 y 1985”.

Como no pudo acabar cumpliendo su sueño, el pasado 4 de febrero, los organizadores del acto de la Bajada del Ángel invitaron a Haizea a vestirse de Ángel para que tuviese un recuerdo de lo que debía haber sido esa jornada.

haizea angel tudela3

La sesión de fotos tuvo lugar el 1 de abril a las cinco de la tarde en casa de la familia Vallejo-Arregui. Haizea, acompañada de sus padres, Mirian y Leo, y de la fotógrafa Alicia Hernández Tabuenca, se vistió de Ángel. 

"A pesar de todo, no perdió la ilusión que se reflejó en las fotos que, como a un auténtico Ángel, le hicieron. Así nunca olvidará que ella también fue Ángel de Tudela", señalaron Miguel Ángel Vallejo, Ana María Arregui y Zoraida Hoyos.

haizea angel tudela4

Comentarios