COVID-19

Navarra recuperará el toque de queda y limitará las reuniones exteriores a 10 personas

La nueva Orden Foral, que estará en vigor entre el 21 y el 29 de julio (ambos incluidos) suspende pasacalles, comidas populares y festejos taurinos de calle

santosindurain
Santos Induráin, en una rueda de prensa anterior.
Navarra recuperará el toque de queda y limitará las reuniones exteriores a 10 personas

El Gobierno de Navarra, tras analizar la situación epidemiológica del covid-19 dentro del trabajo de continua monitorización del escenario del virus en la Comunidad foral, modificará la actual Orden Foral 22/2021 de la consejera de Salud, por la que se adoptaban medidas específicas de prevención de carácter extraordinario frente al covid-19, vigente desde el 2 de julio. En concreto, esta modificación, que se llevará a cabo por una nueva Orden Foral que estará en vigor entre el próximo miércoles, día 21, y el jueves 29 de julio (incluido), conlleva como novedad más destacada la limitación la movilidad nocturna entre las 1:00 y las 6:00 horas en aquellos municipios de la Comunidad Foral que se encuentren en situación epidemiológica de riesgo muy alto, según los indicadores para la valoración del riesgo y la determinación del nivel de alerta en Navarra.

La lista de los municipios que se encuentren en la referida situación de riesgo muy alto se trasladará a la dirección general de Administración Local y a la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC) para su comunicación a las localidades afectadas, y se publicará asimismo en la página web de Gobierno Abierto.

La nueva Orden Foral que, como es procedimiento habitual se enviará a la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia para su aprobación, contempla asimismo una limitación para todo el territorio en el número de personas que pueden reunirse en exteriores, quedando éste fijado en 10. Además, se suspenden los artículos de la Orden Foral 22/2021 que hacen referencia a la celebración de kalejiras y pasacalles, comidas populares y festejos taurinos en espacios no catalogados como plazas de toros.

Esta modificación pretende atajar la tendencia creciente en las cifras de contagios e incidencias detectadas las últimas semanas -con el consiguiente reflejo en los servicios de salud y en las cifras de ocupación hospitalaria-, una subida vinculada al aumento de la movilidad e interacción social en actividades de ocio, al relajamiento de las medidas preventivas individuales, y al impacto de la variante delta, responsable de casi el 90% de los contagios y que presenta una transmisibilidad muy alta.

El departamento de Salud considera que las tres medidas anunciadas son el mínimo imprescindible para intentar recuperar el equilibrio y garantizar la protección de la comunidad, mediante una intervención que, pretende, tenga la mínima afectación posible en la vida social, económica y emocional de la ciudadanía y sectores de Navarra.

Medidas de prevención individual

A la vista de esta situación, el departamento de Salud insiste en la necesidad de seguir manteniendo las medidas individuales de protección: mantenimiento de la distancia interpersonal de un metro y medio y uso de mascarilla cuando se coincide con personas no convivientes en espacios cerrados o si no es posible mantener esa distancia en espacios abiertos. Aunque la vacunación se ha demostrado como la actuación más eficaz disponible actualmente para atajar las consecuencias de la enfermedad, se incide en la necesidad de mantener esas medidas de prevención incluso aunque se esté vacunado.

Asimismo, se reitera el requerimiento para evitar las situaciones que presentan un alto riesgo de contagio, como son los eventos supercontagiadores, relacionados con distintas celebraciones sociales y de ocio y que han dado lugar a numerosos brotes en toda la geografía foral.

Comentarios