RIBERA

Navarra prorroga el cierre a la una de bares y discotecas hasta el 14 de febrero

El TSJN considera que las restricciones siguen siendo necesarias y proporcionadas e idóneas a la vista de que la situación epidemiológica

plaza fueros
Plaza de los Fueros de Tudela.
Navarra prorroga el cierre a la una de bares y discotecas hasta el 14 de febrero

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha autorizado la prórroga hasta el 14 de febrero de la Orden Foral que, entre otras medidas, decretaba el cierre de los bares y discotecas a la una de la madrugada, así como la extensión del certificado covid a residencias, hoteles o gimnasios.

En el auto, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJN considera que, de acuerdo con lo expuesto en la citada Orden Foral y en los informes técnicos aportados, y tras una ponderación detenida de todo lo actuado, “las medidas acordadas siguen siendo necesarias, proporcionadas e idóneas a la vista de la situación epidemiológica, “que, si bien ha mejorado en algunos factores, en otros permanece en situación semejante a la de la anterior prórroga de medidas”.

“En primer lugar y si bien se viene apreciando un descenso en los contagios, que responden ya en su práctica totalidad a la variante ómicron, Navarra presenta la tercera mayor tasa de incidencia acumulada a los 14 días, 4.711 casos por 100.000 habitantes siendo de 2.073 casos a 7 días”, indica el TSJN.

“Siguen siendo incidencias muy superiores a las que se tuvieron en cuenta cuando se autorizaron las medidas de las Órdenes Forales cuya prorroga ahora se insta. En aquel momento, recordemos, eran a 14 y 7 días respectivamente de 1.934,67 y 1.178,57 casos por 100.000 habitantes”, añade.

El elevado número de contagios actual, prosigue la Sala, mantiene su efecto “en sobrecarga de trabajo que viene soportando el servicio de atención primaria donde se realiza el seguimiento de la práctica totalidad de los casos para realizar el diagnóstico y abordaje temprano de las complicaciones además del control anterior y posterior de los pacientes ingresados, afectando también a la respuesta al resto de patologías que se atienden en el indicado servicio”.

A fecha de 24 de enero de 2022, se mantiene alta la ocupación de camas hospitalarias y de UCI; en concreto los ingresados hospitalarios por covid suman 276, de los cuales, 33 están en UCI. Y se han producido 29 y 27 fallecimientos las últimas dos semanas relacionados con la covid 19 en los hospitales de la red sanitaria de Navarra, superándose los fallecimientos semanales de las tres olas previas.

Según recoge la resolución judicial, la dificultad en la prestación del servicio además se ha visto agravada por la incidencia del virus sobre el propio personal sanitario, lo que ha hecho precisa la adopción de medidas extraordinarias tales como el ajuste de su actividad para cubrir ausencias derivadas de aislamientos profesionales por infecciones incluso sobre la actividad asistencial quirúrgica de carácter no urgente, que ha sido reordenada por ser necesario disponer de camas y de profesionales para atender a la demanda urgente covid y no covid.

La Sala concluye que “a ello debemos añadir que el riesgo de irrupción de nuevas variantes con especial seguimiento de la BA2 de ómicron ya presente en otros países europeos y con sospecha de mayor capacidad de infección y reinfección de pacientes es real, por lo que se hacen precisas las medidas propuestas en orden a procurar el control de la transmisión del virus”.

Comentarios