Se inicia la segunda fase de restauración del claustro de la catedral de Tudela

Se inicia la segunda fase de restauración del claustro de la catedral de Tudela

La segunda fase de la restauración del claustro de la catedral de Santa María de Tudela, que dará solución a los graves problemas de conservación que presentan los capiteles del atrio, se acometerá a lo largo de este año, fruto del acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Navarra y la Obra Social “la Caixa”.

El detalle de la actuación, que tiene un presupuesto de 600.000 euros, ha sido presentado este jueves por la Presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, y el director territorial de “la Caixa” en Navarra, Aragón y La Rioja, Raúl Marqueta, en un acto celebrado en el templo tudelano.

Concretamente, se repararán el artesonado, los capiteles y las arquerías del atrio, se restaurará la capilla de la Escuela de Cristo y se acondicionará el jardín del claustro. Además, se mejorará la ventilación del pavimento, se limpiarán y repararán los muros perimetrales y se trabajará sobre las carpinterías, la instalación eléctrica y la iluminación del claustro. Los trabajos serán ejecutados por la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra.

En la actualidad, los capiteles del claustro presentan graves problemas de conservación, su cubierta tiene deteriorados los faldones, y las dependencias meridionales tienen en estado ruinoso buena parte de las cubiertas y de los forjados, con algunos puntos hundidos y bastantes apuntalamientos o reforzados, y algunos daños en los muros.

Esta segunda fase llega tras la ejecución de la primera el año pasado, con una inversión de 630.460 euros. Esta primera actuación resolvió el deterioro de la cubierta con el fin de detener las filtraciones y, con ello, mejorar las condiciones de protección de los capiteles.

A la presentación de esta segunda fase han asistido el vicepresidente segundo y consejero de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales, Juan Luis Sánchez de Muniáin; el dean de la catedral de Tudela, Bibiano Esparza; el alcalde de la ciudad, Luis Casado, y el arquitecto de la obra, Leopoldo Gil.

Comentarios