RIBERA

Un 22% de los navarros va a necesitar una vivienda en los próximos años

Irache considera necesario facilitar el acceso al mercado de la vivienda
Entrega de vivienda nueva
Entrega de vivienda nueva.
Un 22% de los navarros va a necesitar una vivienda en los próximos años

Unos 118.000 navarros van a necesitar vivienda en los próximos años. Así se desprende de una encuesta encargada a Cíes por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache, que indica que el 22% de encuestados -sobre un universo de 540.000 residentes en la Comunidad Foral mayores de 18 años- necesita o tiene pensado comprar o alquilar una casa en los próximos años.

Este porcentaje de población demandante de vivienda es mucho más alto, como es lógico entre los menores de 30 años, un 62%; y alcanza el 29% en los que están entre 30 y 45 años.

Un 28% optaría por el alquiler

De las personas que van a necesitar vivienda, un 42% tiene pensado comprarla y 28% optaría ahora mismo por el alquiler, un porcentaje que entre los jóvenes sube hasta el 42%. Por otro lado, hay un 23% que está pensando en comprar casa como segunda residencia y otro 7% que quiere adquirir un inmueble como inversión.

Por zona, la demanda de vivienda es menor en las localidades de menos de 5.000 habitantes -13%- y mayor en las de Pamplona y Comarca -28%-. En Pamplona, casi uno de cada tres consumidores -32%- necesita una vivienda.

Navarra y Pamplona, entre las zonas donde más sube el precio

Una oferta asequible de vivienda sigue siendo uno de los grandes retos de la Administración, que debe encontrar fórmulas para conseguirlo. Los precios del mes de marzo situaban a Navarra como la segunda comunidad en la que más había subido el precio del metro cuadrado de vivienda -17,2%-, solo por detrás de Baleares.

Pamplona, por su parte, aparece como la capital donde más ha subido la vivienda de segunda mano -12,5%-. El precio del metro cuadrado en el Primer Ensanche se ponía en 3.986 euros. Según Tinsa, el precio de la vivienda en la capital ha aumentado un 7,2%. Otra noticia situaba a Pamplona como la capital que menos porcentaje de vivienda tenía a la venta -0,6%- en relación al número total de inmuebles que hay.

Se debe garantizar que la oferta de vivienda cubre las necesidades

Son datos que van acercándose a los precios máximos que se pudieron ver durante la burbuja inmobiliaria de hace unos años. Sin duda, es responsabilidad de la Administración conseguir que haya oferta suficiente de vivienda y a unos precios asequibles.

En primer lugar, se debe garantizar que la oferta de inmuebles cubre la necesidad que tienen los ciudadanos de acceder a una nueva vivienda, ya sea mediante iniciativa pública o privada. En segundo lugar, se debe trabajar para que el precio a pagar sea asequible para las personas que necesitan un piso. Es necesario prestar especial atención a los jóvenes, adecuando las rentas a sus posibilidades económicas actuales, y a las familias o personas más vulnerables, para permitir que tengan donde vivir mientras se trabaja por solucionar su frágil situación.

Alquiler como fórmula de acceso a la vivienda

En esta línea, Irache lleva tiempo apostando por el alquiler como fórmula de acceso a la vivienda. En opinión de esta Asociación debe ser un alquiler asequible para favorecer que puedan acceder a él también las personas con una situación económica menos desahogada, especialmente jóvenes y familias con ingresos más limitados. Por ello, cree que se debe prestar a ayudas para el pago de la renta, siempre asegurándose de que son adecuadas a la situación económica de los solicitantes y evitar posibles fraudes.

Profundizar en el alquiler con opción a compra

Junto a ello, puede ser conveniente profundizar en la fórmula de alquiler con opción a compra. Esta fórmula permitiría a los jóvenes poder independizarse, pagar por el alquiler unas rentas asequibles a su situación y, además, saber que estas rentas no caen en saco roto, sino que podrían en un futuro ayudar a adquirir el inmueble en propiedad. Quizá se podría estudiar que esta acumulación de rentas se pudiese aplicar a la compra de una vivienda, no solo a la que ocupan como inquilinos. De esta forma, la concepción del alquiler podría evolucionar desde una pérdida de dinero hacia el de una solución inmediata que también es una inversión a largo plazo.

Comentarios