MEDIO AMBIENTE

Comienzan los trabajos para eliminar especies de flora invasora en la orilla del río Ebro

La actuación, que se incluye dentro del proyecto Ebro Resilience, se realiza en ecosistemas que se quieren recuperar y se encuentran degradados por su presencia
trabajosebro
Comienzo de los trabajos para eliminar especies de flora invasiva en la orilla del río Ebro.
Comienzan los trabajos para eliminar especies de flora invasora en la orilla del río Ebro

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) con la colaboración del Gobierno de Navarra, en coordinación con la concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Tudela, ha comenzado los trabajos para eliminar especies de flora invasora en la orilla del rio Ebro desde el Soto de Las Norias hasta Barca Vieja.

Esta actuación se incluye dentro del proyecto Ebro Resilience, que cuenta con un presupuesto global de 1’2 millones de euros y está prevista llevarla a cabo también en otras localidades de La Rioja y Aragón.

La retirada de estas especies invasoras se realiza en ecosistemas que se quieren recuperar para el espacio fluvial y que se encuentran degradados por su presencia. Además, ayuda a reducir el riesgo de inundaciones.

Los trabajos a realizar por la Confederación Hidrográfica del Ebro para la erradicación de especies exóticas, en concreto del Arundo Donax (caña), comienzan con el triturado mecánico o manual, si no hay acceso para la maquinaria, de las partes aéreas de las cañas, dejando el material triturado en el terreno.

Posteriormente se procederá al cubrimiento total de las superficies de actuación con lámina de PEAD de 1 milímetro de espesor, termosellada en las zonas de solape. La lámina se colocará sobre el material triturado de forma que todos los restos producidos queden cubiertos por ella.

El anclaje de la lámina se realizará mediante zanjas de unos 50 x 50 centímetros, tanto en la parte superior, como en la inferior, en el inicio y en el fin de cada tramo. Además de este sistema de anclaje en los extremos también se colocarán fijaciones intermedias con grapas metálicas ancladas al terreno. Todo este proceso se pretende realizar durante el mes de marzo del presente año.

Una vez colocada y fijada la lámina, el tiempo mínimo que debe permanecer colocada es de 10 meses. Durante este periodo se llevarán a cabo trabajos de mantenimiento comprobando de forma periódica el estado general de la lámina.

Finalizado el periodo establecido se retirará la lámina de PEAD y su almacenado o transporte vertedero. Sobre la superficie resultante del tratamiento se plantarán especies de ribera autóctonas que mejoren la calidad medioambiental de la zona y fijen el sustrato resultante.

A continuación y de forma periódica se realizará un mantenimiento de las actuaciones para comprobar el éxito del tratamiento. En caso de que las especies tratadas rebrotasen, se harán tratamientos puntuales. El proceso total de la actuación tiene un plazo de 24 meses.

Comentarios