ARGUEDAS

Un centenar de niños y niñas refugiadas visita con sus familias el parque Sendaviva

La excursión es una iniciativa gratuita de apoyo y solidaridad que la dirección del parque ha ofrecido a 237 personas en colaboración con el Departamento de Políticas Migratorias y Justicia del Gobierno de Navarra

 

sendaviva refugiados visita
Algo más de dos centenares de personas posan en las instalaciones de Sendaviva.
Un centenar de niños y niñas refugiadas visita con sus familias el parque Sendaviva

Más de cien niños y niñas procedentes de Ucrania, Colombia, Afganistán, Siria, Marruecos, Haití o Venezuela que residen en Navarra, gracias a programas de refugio, asilo y protección temporal, han podido visitar el pasado fin de semana —junto a sus madres, padres y familias de acogida— el parque Sendaviva.

En el recinto han disfrutado de la naturaleza, los animales y participado en juegos, todo ello en el marco de una iniciativa solidaria y de apoyo organizada por la propia dirección del parque, en colaboración con el departamento de Políticas Migratorias y Justicia del Gobierno de Navarra.  

La excursión, que originalmente estaba planeada para el verano con motivo del Día de las Personas Refugiadas, efeméride que se celebra el 19 de junio, tuvo que ser aplazada por culpa del incendio que afectó al parque de naturaleza y fauna de Arguedas.

Así, este fin de semana 237 personas —la gran mayoría niños y niñas, acompañados de sus madres y familias— han podido realizar esa visita al parque recreativo ubicado en la localidad de Arguedas. En esta excursión han participado niños, niñas, mujeres y familias que están en programas de acogida, asilo y refugio de Cruz Roja Pamplona, Cruz Roja Tudela, CEAR, Asociación Segunda Familia, Asociación Alas de Ucrania y Asociación Arco Iris Solidario Elkartea.

La colaboración entre estas entidades y el parque de naturaleza ha permitido que cinco autobuses financiados por la dirección general de Políticas Migratorias del Gobierno de Navarra se desplazasen hasta Sendaviva y allí han disfrutado de entradas sin coste a todas las actividades, así como la gratuidad de la comida y merienda gracias al ofrecimiento de los responsables del parque Sendaviva.

Esta iniciativa quiere, mediante el ocio educativo, aliviar la carga emocional y el estrés que a menudo padecen las familias, especialmente los más pequeños, tras un proceso de asilo y refugio.

Comentarios