TUDELA

El escultor Bóregan expone su obra en la UNED de Tudela

La colección, que lleva por título 'Hacia la concordia, se inaugurará este miércoles y se podrá visitar de forma libre hasta el próximo 3 de junio

boregan escultura
Bóregan expone piezas de su obra en la UNED de Tudela.
El escultor Bóregan expone su obra en la UNED de Tudela

El reconocido escultor y grabador de origen cirbonero Bóregan, expone una selección de sus obras en una muestra titulada 'Hacia la concordia', en un magnífico ejercicio coincidente con la realidad que estamos viviendo a nivel global.

Esta muestra podrá visitarse en el patio de la UNED de Tudela hasta el 3 de junio, en horario de lunes a viernes, de 10:00-13:00 y de 16:30-21:00 horas. Entrada libre. 

El protagonista

Estudia el Bachillerato en Puente La Reina (Navarra) y Alba de Tormes (Salamanca). A los 17 años entra de aprendiz y trabaja como tallista en varios talleres Artístico-Artesanales de alabastro y madera en Cintruénigo (Navarra). Acude a cursos de dibujo, pintura y modelado en la Escuela de Arte en la misma localidad.

En 1979 monta su propio taller y exposición permanente, abierta al público, en Cintruénigo. A la vez realiza cursos de modelado, moldes, dorado, policromado, hierro, forja en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos en Corella (Navarra).

En 1997 construye y abre al público el centro de arte, Tudején, el que fue su nuevo taller/estudio, y galería de arte, con toda su obra expuesta. Se situaba junto al Balneario de Fitero (Navarra).

En el año 2003, se instala de nuevo en Cintruénigo (Navarra), en plena naturaleza, al lado de la vega del río Alhama, aprovechando y rehabilitando una antigua edificación situada a escasos 500 metros del casco urbano. Es ahí donde crea su nuevo taller y donde expone a día de hoy la mayor parte de su obra escultórica.

A lo largo de toda su trayectoria artística, Bóregan ha ido repartiendo su obra, ya sean monumentos públicos o encargos privados, por toda España, así como Francia, Alemania, EE.UU., México, Emiratos Árabes, Japón e Italia. 

Comentarios