HORNO COSCOLÍN

Las y los vecinos del Casco Antiguo de Tudela celebran el inicio de las obras en Coscolín

Desde la firma del convenio que dio inicio al expediente de expropiación de la reurbanización del ámbito del Horno de Coscolín, las y los vecinos del Casco Viejo han tenido que esperar para ver los primeros derribos, un año y medio
Vecinos del Casco Antiguo de Tudela celebran el inicio de las obras en Coscolín
Vecinos del Casco Antiguo de Tudela celebran el inicio de las obras en Coscolín
Las y los vecinos del Casco Antiguo de Tudela celebran el inicio de las obras en Coscolín

Las y los vecinos del Casco Antiguo de Tudela se han reunido, en la mañana de hoy, para celebrar el comienzo de las obras del entorno del Horno Coscolín y el reciente derribo de los edificios de una de las zonas más ruinosas y que mayor incertidumbre provocaba en el vecindario, ubicados en la calle Pontarrón nº 9, 11 y 13.

Por iniciativa de los propios vecinos y vecinas de las calles aledañas al Horno y de la propia Plaza Vieja, se ha convocado la “quedada” en la que han brindado por ver, al fin, hecho realidad el inicio de un proyecto que llevaba paralizado dos décadas.

El proyecto finalmente consiguió desbloquearse en 2018 por medio de un acuerdo entre el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Tudela liderado por Eneko Larrarte para promover la recuperación y regeneración urbana del casco histórico de la ciudad y que fue firmado en febrero de 2021 ya con Alejandro Toquero como Alcalde de Tudela. El propio Larrarte en sus redes sociales, recientemente anunciaba y también celebraba el inicio de las obras.

Desde la firma del convenio que dio inicio al expediente de expropiación de la reurbanización del ámbito del Horno de Coscolín, las y los vecinos del Casco Viejo han tenido que esperar para ver los primeros derribos, un año y medio.

Uno de los edificios derribados de la Calle PAntarrón del Casco Antiguo de Tudela
Uno de los edificios derribados de la Calle Pantarrón del Casco Antiguo de Tudela

Unas obras que contemplan la regeneración integral del entorno del Horno de Coscolín, con la construcción de una plaza y de cuatro edificios con 24 viviendas protegidas entre otras actuaciones.

Nasuvinsa ha adjudicado el trabajo a la constructora Hermanos Garbayo Chivite, S.L., por un importe de 7.295.000 euros y un plazo de ejecución de 638 días.

El Ayuntamiento de Tudela aportará 364.000 euros para costear la urbanización de la plaza.

El proyecto ha sido redactado por el arquitecto tudelano Francisco Blasco Esparza, que ejerce igualmente la dirección de obra, y que ha contado con un equipo de arquitectos colaboradores integrado por Manolo Blasco Blanco, Belén Esparza Estaúl y Rubén Zabalza Aranzadi, así como con el aparejador Santiago Zubicoa y la empresa Imaga Ingenieros.

Comentarios