Tudela mejorará los carriles bici de las avenidas de Zaragoza y Merindades

El Ayuntamiento ha sacado a licitación las obras de renovación por un importe de 80.837 euros (IVA excluido) 

logo bici
Logo de bicicleta.
Tudela mejorará los carriles bici de las avenidas de Zaragoza y Merindades

El Ayuntamiento de Tudela ha dado luz verde para la renovación y mejora de los carriles bici existentes entre la avenida de Zaragoza y el centro comercial Puente de la Ribera, y entre la avenida de Merindades (desde la Cuesta de Loreto hasta la carretera de Corella).

De esta forma, se ha aprobado el expediente de contratación para la ejecución de dichas obras, estableciéndose un precio máximo de licitación de 80.837,63 euros (IVA excluido). Esta próxima actuación, que se ejecutará en aproximadamente seis semanas de trabajos, responde a la necesidad de saneo y renovación de la capa de rodadura en una zona que ha venido experimentando un aumento de usuarios en los últimos años y, sin embargo, no ha sido objeto de ninguna operación integral de mantenimiento, salvo parcheo.

Según la memoria técnica valorada para la renovación y mejora de estos itinerarios para bicicletas, se actuará en 1.145 metros lineales de la avenida de Merindades (desde Cuesta de Loreto hasta carretera de Corella) y en otros aproximadamente 775 metros lineales en la avenida Zaragoza (desde la plaza Europa, hacia Eroski, hasta pasado el cruce con el Tarazonica).

Tras la obra, el objetivo es que quede una superficie más regularizada y confortable para el paso de las bicicletas, toda pintada de rojo (la señalización horizontal la realizará la brigada municipal).

Además, se intentarán eliminar en la mayor medida las irregularidades que ahora provocan las raíces de los árboles, intentando no dañar la integridad radicular de los mismos, es decir, sin perjudicarles. Para ello, si la irregularidad es superficial, se fresará la zona y se repondrá con capa de mezcla bituminosa; y si es profunda, se cajeará la zona y se saneará. También se actuará sobre las tapas de los registros que haya que arreglar o se levantarán a cota.

En cuanto a las afecciones que puedan causar las obras a los usuarios, las mayores serán al propio tráfico ciclista y al peatonal de las correspondientes aceras. Además, en los cruces de calles afectará también en ese punto al tráfico rodado y, muy puntualmente, a las entradas rodadas a las propiedades privadas, aunque se intentará garantizar el paso a las mismas.

Comentarios