TUDELA

El PSN de Tudela defiende una ordenanza del ruido que "no vaya en contra nadie"

Los socialistas han presentado alegaciones después de escuchar a los vecinos para mejorar el marco normativo

angel sanz
Ángel Sanz, concejal del PSN en el Ayuntamiento de Tudela.
El PSN de Tudela defiende una ordenanza del ruido que "no vaya en contra nadie"

El grupo municipal del PSN en el Ayuntamiento de Tudela ha presentado alegaciones a la polémica Ordenanza Municipal de Protección del Medio Ambiente Urbano contra la Emisión de Ruidos y Vibraciones, que fue aprobada con el voto de calidad del alcalde, de Na+, en el Pleno del pasado 25 de abril.

El portavoz de los socialistas en el consistorio tudelano, Ángel Sanz, defiende el voto en contra de la ordenanza al entender que con las aportaciones que los vecinos han hecho y trasladado al grupo municipal “se puede mejorar el marco normativo y garantizar tanto el derecho de los vecinos al descanso, como de los hosteleros a trabajar”.

Las dudas que plantean los socialistas y así lo expresan en las tres alegaciones presentadas se centran en: los mecanismos de control del ruido, “quién los va a hacer o qué tipo de formación recibirán para llevarlo a cabo”; el respeto al principio jurídico de jerarquía normativa, desde el momento en que el aumento de 5 decibelios de los máximos permitidos que plantea la ordenanza municipal no está contemplado en el Decreto Foral 202/2002, de 23 de septiembre, que regula esta materia. 

Una tercera alegación presentada por el PSN reclama que las peñas y sociedades gastronómicas sean consideradas actividades productoras de ruido como ya se contempla para los “cuartos de cuadrilla”.

Los socialistas defienden que la nueva ordenanza del ruido “no debe ir en contra de nadie”. Se trata, afirma Sanz, de “dotarnos de los mejores medios y herramientas para gestionar el ruido dentro de nuestro ámbito de competencias”.

Como ayuntamientos, defienden los socialistas, “tenemos que poner a disposición de la población la información sobre el ruido ambiental y sus efectos”. En la misma línea, proponen adoptar planes de acción tomando como base los mapas de ruidos para prevenir y reducir el ruido ambiental siempre que sea necesario y en particular cuando puedan tener efectos nocivos para la salud.

Comentarios