lunes. 19.10.2020
El tiempo

NO FIESTAS SANTA ANA 2020

Lanzo el Reto: la foto de la Plaza vacía mañana a las 12 horas

Alejandro Toquero, Alcalde de Tudela, hace una reflexión personal sobre la situación que nos está tocando vivir y en especial, a pocas horas de las No Fiestas de Tudela
Alejandro Toquero, Alcalde de Tudela
Alejandro Toquero, Alcalde de Tudela
Lanzo el Reto: la foto de la Plaza vacía mañana a las 12 horas

Hoy 23 de julio, que debería haber sido el día previo al estallido de las Fiestas de Santa Ana 2020, un día que ahora No TOCA pero que lo celebraremos el próximo año por todo lo alto, os dejamos una reflexión personal que nos hace llegar el Alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, ante la situación que estamos viviendo a nivel sanitario que ha cambiado por completo nuestras vidas, costumbres y que nos ha afectado también de una manera muy significativa, a nivel emocional.

Las fiestas volverán pero hoy no toca.

Hace tan solo unos días, sonó mi teléfono móvil una de las cientos de veces que suena al día, sea la hora que sea. Al otro lado, una voz que reconocí de inmediato como la de alguien que está directamente vinculado al departamento de Salud del Gobierno de Navarra, me dio los buenos días. No hizo falta más para que el corazón me diera una vuelta de campana. “Tenemos un brote en Tudela”.

De nuevo esa angustia de no saber cómo vas a afrontar lo que viene. En este Ayuntamiento llevamos así desde marzo. El mundo nos cambia de color a cada hora y a cada cifra. Hace nada, la misma voz me confirmaba que el rastreo de aquel brote ha sido efectivo, pero a escasos kilómetros de aquí, en Navarra el virus circula sin nadie al volante cada vez que nos confiamos. Y esa es la realidad que yo no puedo ocultar como alcalde ni la ciudadanía debería ocultarse a sí misma. No nos podemos engañar.

El autoengaño en estas circunstancias adquiere categoría de imprudencia. Porque la aceptación de un problema es siempre el primer paso para llegar a su solución y hace semanas que algunos viven en una constante negación de lo que está ocurriendo. Por supuesto que no es agradable sentarse con uno mismo y decirse sin medias tintas que nos ha tocado ver cambiar el mundo sin remedio porque un nuevo virus nos condiciona el trabajo, las relaciones, los afectos, la forma en la que nuestros hijos van a encarar el curso y parte de su crecimiento y desarrollo, la manera en la que planearemos nuestro tiempo de ocio…todo.

El coronavirus es una verdad demasiado amarga e incómoda, es cierto, pero negárnosla nos pone en la diana ante un tirador con una puntería infalible. Y en esta tesitura, la celebración de cualquier fiesta o evento relacionado con la fiesta, directamente nos deja expuestos a todos. Recuerdo perfectamente lo que suponían las fiestas de Santa Ana para mí cuando era un adolescente.

Sé el tipo de frustración que provoca la falta de libertad para algo tan gratificante como salir vestido de blanco la mañana del 24 a encontrarte con los que, cuando tienes 18 o 20 años, no solo son tus amigos, son tu vida, tu mundo. Sé que estamos todos necesitados de contacto, de afecto cercano, de quitarnos de encima este hechizo que nos tiene hablando las 24 horas de lo mismo. Pero no puede ser. Es que no puede ser.

Hay momentos en los que la vida parece haberse detenido, pero es una ilusión. Las fiestas de Tudela volverán, aunque ahora pueda no parecérnoslo. Suele pasar cuando uno está enfermo o pasando una racha amarga. Somos incapaces de ver que las cosas pasan, que esto también pasará. Pero lo hará.

Plaza Nueva de Tudela Vacía

Por eso, me gustaría mucho que cuando eso ocurra, cuando todo pase, yo pueda enseñar una foto de las doce del mediodía del día 24, en la que se vea la Plaza de los Fueros vacía. Me gustaría que cuando esto pase, que lo hará, nos sintamos orgullosos viendo esa foto que ahora se nos antoja tan triste y entonces será un motivo de orgullo. Eso es lo que conseguimos, nos podremos decir.

Es un reto que propongo porque sé que podemos conseguirlo. Sé que cuento con los jóvenes y con los no tan jóvenes. Sé que podemos. Estoy convencido de que si nos lo proponemos, Tudela puede salir en la portada de todos los medios de comunicación con una plaza vacía. Y no porque una autoridad superior nos lo ordene, no. Vacía porque nosotros mismos hemos aceptado el reto de dejar a esta ciudad en el lugar que le corresponde, el de la responsabilidad y la unión. Sé que nunca en mi vida pensé pedir esto pero lo hago. Es mi reto. Que nadie manche esa foto. Que la plaza esté vacía y la policía no tenga que contar ni a un solo asistente. Vamos a intentarlo porque juntos vamos a ganar.

Fdo. Alejandro Toquero, Alcalde de Tudela

Comentarios