TUDELA

Tudela reclama la reversión de los antiguos juzgados

El alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, ha realizado la petición al Gobierno de Navarra para poner en marcha un proyecto de interés municipal

antiguos juzgados
Fachada de los antiguos juzgados de Tudela. Foto: @alextoquero
Tudela reclama la reversión de los antiguos juzgados

El alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, ha cursado una solicitud formal a la dirección general de Presupuestos, Patrimonio y Política Económica del Gobierno de Navarra pidiendo la reversión del solar y el inmueble de la calle Sarasate que entre 1999 y 2012 albergó los antiguos juzgados. El interés del Ayuntamiento de Tudela por esta parcela y el inmueble, ambos de propiedad municipal, es la recuperación del mismo para llevar a cabo un proyecto que, como ha adelantado Toquero, “puede resultar de interés común con el Gobierno de Navarra puesto que podría aunar servicios de una y otra administración pública”.

Cabe recordar que el solar 1.134 del polígono 3 en el que se ubicaban los antiguos juzgados, se encuentra en la calle Pablo Sarasate, en pleno centro de la ciudad, y fue cedida por el Ayuntamiento de Tudela al Estado, en febrero de 1975, para la construcción de un edificio destinado los Juzgados Comarcal e Instrucción, y para los servicios y dependencias del los mismos.

En las cláusulas de aquel contrato original ya se especificaba que “en caso de no cumplirse esta finalidad, el solar y las edificaciones sobre él construidas revertirán al MI Ayuntamiento de Tudela, sin indemnización alguna”. De hecho, la escritura pública, fechada aquel año, recoge la propiedad del municipio.

Posteriormente, el uso del edificio pasó al Gobierno de Navarra. Ocurrió en mayo de 1999, cuando tuvo lugar el traspaso de las funciones y servicios de la Administración del Estado en materia de provisión de medios materiales y económicos para el funcionamiento de la Administración de Justicia a la Comunidad Foral.

El Gobierno de Navarra utilizó el inmueble hasta julio de 2012, año en el que se inauguraron los nuevos juzgados en la avenida de Merindades y se abandonó el de Pablo Sarasate, sin uso a día de hoy.

Por ello, y con la intención de dotar de vida de nuevo a este edificio estratégico en buenas condiciones de uso y antes de que sufra deterioro, el Ayuntamiento solicita la reversión del solar y el inmueble al Gobierno de Navarra, de acuerdo con el Reglamento de Bienes de las Entidades Locales de Navarra, conforme a lo establecido en los acuerdos de cesión al Estado y habiendo desparecido el destino para el que se cedió el solar.

Comentarios