martes. 13.04.2021
El tiempo

TUDELA

La Policía Local de Tudela, desbordada por el gran número de avisos

Unas 2.000 personas se congregaron en distintos puntos del Casco Antiguo y los agentes tuvieron que intervenir en peleas y atender varios comas etílicos 

policia
Un agente de la Policía Local en la plaza de los Fueros de Tudela.
La Policía Local de Tudela, desbordada por el gran número de avisos

"En la tarde de ayer, 31 de marzo, las llamadas telefónicas y requerimientos a la Policía Municipal de Tudela fueron innumerables, estando completamente desbordado el personal de servicio ante la multitud de avisos", ha asegurado el jefe de este cuerpo policial, Juan Cruz Ruiz, que ha explicado que la gran mayoría de los avisos se localizaron en la zona del Casco Antiguo, concretamente en las calles Herrerías, Bóveda, Alberto Pelairea, paseo del Queiles y plaza Mercadal. 

Alrededor de 2.000 jóvenes se congregaron para celebrar la finalización de las clases y esta situación hizo que los agentes tuvieran que atender llamadas por "falta de uso de mascarilla, no guardar la distancia de seguridad, orinar en la vía pública, venta de alcohol a menores y consumo de alcohol en la vía pública, además de tener que intervenir en varias peleas y atender diferentes comas etílicos”.

Según ha detallado Ruiz, a las 19:50 horas se intervino con un joven de 16 años que presentaba una fuerte intoxicación etílica en el pasaje de la Casa Cuna. Los agentes avisaron a su madre, que se personó en el lugar haciéndose cargo del menor. Diez minutos después, actuaron en la calle Herrerías con otro menor por el mismo motivo y a las 20:08 horas atendieron en la avenida Naranjel a una menor de 14 años, también con una fuerte intoxicación etílica. La joven, que se encontraba inconsciente, tuvo que se trasladada al Hospital Reina Sofía.

Además, los agentes intervinieron una hora después (21:23 horas) en una pelea entre dos menores de 16 y 17 años en la calle Yanguas y Miranda. Tras separarlos, ambos fueron denunciados por alteración del orden. También sancionaron en la calle Fuente de la Dula (22:29 horas) a un joven que, al observar presencia policial, lanzó al suelo una bolsa de marihuana y otra de speed.

Por último, a las 2:41 de la madrugada, acudieron a la calle Capuchinas por la celebración de una fiesta en un domicilio. La titular de la vivienda, que no facilitó la labor de inspección de los agentes, fue sancionada por infracción grave a la normativa anticovid.

En otro orden de cosas, la Policía Local de Tudela fue avisada por el conductor de un vehículo que sufrió la fractura de la luna delantera al ser alcanzado por una piedra mientras circulaba por el paseo del Castillo (19:45 horas). Esta persona consiguió retener al autor, un niño de 13 años, hasta la llegada de los agentes que lo trasladaron a su domicilio e informaron a sus padres de los hechos de los que deberán responder. 

Por último, en la confluencia de las calles Fuente Canónigos y Almajares (16:00 horas), un menor de 14 años, que circulaba en bicicleta, fue atropellado por un vehículo. El joven fue trasladado a un centro médico, donde fue atendido de las heridas por contusiones y abrasiones en brazos y piernas.

Comentarios