jueves. 29.07.2021
El tiempo

TUDELA

Trabajadores de Empleo Social Protegido comparten experiencias en Tudela

Cerca de 70 trabajadores de todas las localidades riberas acogidas a estos programas participan en un encuentro de visibilización celebrado en el parque Padre Baztán

empleo social protegido
Participantes en el encuentro de visibilización realizado en el parque Padre Baztán.
Trabajadores de Empleo Social Protegido comparten experiencias en Tudela

Cerca de 70 trabajadores de los programas de Empleo Social Protegido de la Ribera participaron este jueves 8 de julio en un encuentro de visibilización celebrado en el parque Padre Baztán de Tudela en el que tuvieron la oportunidad de poner en común sus experiencias en los distintos puestos de trabajo que han estado desempeñando en estos últimos meses.

En este encuentro tomaron parte los distintos servicios sociales de la Ribera, como el de Tudela que ha tenido empleados a 24 personas, Valle del Queiles (engloba a las localidades de Cascante, Murchante y Monteagudo) donde han estado 11, Cintruénigo-Fitero (10), Cadreita (9), Buñuel (7) y Corella (6).

Según explicó una de las educadoras sociales participantes en este acto, Manuela Horrillo, en estos programas de Empleo Social Protegido “se atiende a personas que están en situación de dificultad, con una vida muy difícil, y lo que tratamos de hacer es ofrecerles una ayuda a través del empleo, que lo que hace es dignificarles”. En este sentido, añadió que se les ofrece la posibilidad de realizar trabajos en diferentes espacios que dependen de los ayuntamientos (residencias, piscinas, consistorios…) con el objetivo de que vuelvan a adquirir la autoestima que, en algunos casos, han perdido al llevar mucho tiempo sin trabajar. “Muchas veces entran por la puerta y lo primero que te dicen es que no saben hacer nada, y no es así. Entonces, intentamos que se den cuenta de que pueden aportar a la sociedad un montón de cosas. Queremos, por un lado, que la sociedad vuelva a creer en ellos, y por otro, que ellos mismos vuelvan a creer en sus posibilidades”, reconoció esta educadora social de los servicios sociales de Cintruénigo y Fitero.

Por su parte, Uwa Aguebor Edo (Nigeria), una de las participantes en estos programas de Empleo Social Protegido, confesó que para ella ha sido una gran ayuda, ya que gracias a esta iniciativa ha podido mejorar su castellano y aprender a hacer infinidad de cosas. “Tras 22 años en España es la primera vez que me siento muy feliz de estar en este país, sin este programa y sin la ayuda de las educadoras sociales no estaría aquí. Estoy muy agradecida a Manuela, mi educadora, y a Teresa, la educadora de mi hija”.

Cabe recordar que el Empleo Social Protegido es un programa subvencionado por el Gobierno de Navarra y cofinanciado por el Fondo Social Europeo que apoya proyectos de interés colectivo y no lucrativo para la contratación laboral temporal de personas en situación o riesgo de exclusión social y con dificultades para el acceso a puestos de trabajo normalizado para que, mediante la formación en habilidades sociolaborales y destrezas profesionales y el desempeño de una actividad de interés colectivo, mejoren sus posibilidades de integración sociolaboral.

Los programas de Empleo Social Protegido pueden tener una duración mínima de 6 meses y deben ser realizados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre. Las personas participantes pueden incorporarse a los proyectos en distintas fechas, adecuando su acceso al empleo a su propio itinerario de inserción socio-laboral.

empleo social protegido2

Comentarios