Las obras de reurbanización de la travesía de Caparroso (NA-5501) comienzan esta semana

El Gobierno Foral financiará con más de 350.000 euros estos trabajos, que cuentan con un presupuesto global de un millón de euros

caparroso travesia
El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y el alcalde de Caparroso, Carlos Alcuaz, en una reunión celebrada recientemente.
Las obras de reurbanización de la travesía de Caparroso (NA-5501) comienzan esta semana

La travesía de la carretera NA-5501, también conocida como calle Ronda de Caparroso, contará, tras su próxima reurbanización, con una calzada de dos carriles, zonas de aparcamiento lateral, aceras peatonales y un carril bici en la margen izquierda.

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y el alcalde de la localidad, Carlos Alcuaz, han firmado un convenio de colaboración para la ejecución de la reforma de la travesía que tiene un presupuesto de 1.084.810 euros, IVA incluido. Según se recoge en el acuerdo, la dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras aportará 353.829 euros y el resto serán financiados por el ayuntamiento de la localidad.

Las obras se inician esta semana y tienen un plazo de ejecución estimado de 6 meses, si bien aquellas que afectan a la calzada tendrán un plazo de finalización de 4 meses, debiendo quedar terminadas para finales de 2021.

Según recoge el convenio suscrito entre ambas administraciones, una vez finalicen los trabajos, la titularidad de la nueva infraestructura, su mantenimiento y conservación, corresponderá al Ayuntamiento de Caparroso.

Construcción de un itinerario peatonal y ciclista

La calle Ronda de Caparroso se encuentra en un precario estado de urbanización al no disponer de aceras laterales que den continuidad de paso al peatón. Además, padece de importantes problemas de recogida de aguas pluviales en época de lluvias, cuenta con un alumbrado precario y el pavimento de la calzada presenta falta de conservación. Esto es debido a que, gracias a la ampliación del casco urbano de la localidad, esta vía se ha visto integrado en él, aunque carece de los elementos básicos como red de pluviales, aceras, aparcamientos, etc.

Gracias a la reurbanización prevista, se organizará la superficie total existente entre fachadas, limitando la calzada destinada al tráfico de vehículos con un ancho entre bordillos de 7,60 metros y dos carriles, y se crearán zonas de aparcamiento lateral y aceras peatonales a ambos lados de la calle.

Además, se construirá un carril bici en la margen izquierda desde el inicio de la travesía, en la intersección con la carretera N-121-C, hasta el final de la misma, en la intersección con la carretera NA-128. De esta forma, se habilitará un itinerario peatonal y ciclista desde el casco urbano hasta las instalaciones municipales del campo de fútbol, pista de pádel y zona recreativa infantil.

En relación al pavimento, está previsto sanear aquellas zonas más deterioradas, así como la posterior reposición del firme y del pavimento. En el resto de la vía, donde éste presente un estado asfaltico aceptable, se procederá a realizar un refuerzo del firme. 

Renovación de las redes y del alumbrado

La vía presenta en la actualidad problemas puntuales de recogida del agua de lluvia. Por ello, se ha diseñado una red nueva y completa en toda la travesía para la recogida de aguas pluviales, independiente de la red existente de saneamiento. Esta nueva red recogerá el agua de las aceras, calzada, aparcamientos, calles laterales, así como cunetas, mediante los correspondientes sumideros.

En relación a la red de abastecimiento de agua potable, gestionada por la Mancomunidad de Mairaga, es necesario realizar una nueva red en dos tramos, que garantizará el servicio de hidrantes y de las futuras urbanizaciones de la calle Mélida.

Por último, se ha diseñado una nueva instalación del alumbrado público, por el que se retirarán los puntos de luz existentes, ya obsoletos, y se colocarán las nuevas luminarias de tipo LED en el borde de la acera situada a la derecha de la travesía.

Comentarios