Marcilla culminará en 2022 las inversiones realizadas en el colegio público

El Ayuntamiento ha destinado en seis años 133.000 euros, de los que 90.000 son para instalar un ascensor, construir un baño para minusválidos 

marcilla colegio
Las banderas oficiales ya lucen en la fachada del colegio público de Marcilla.
Marcilla culminará en 2022 las inversiones realizadas en el colegio público

El Ayuntamiento de Marcilla culminará en 2022 un plan de inversiones por fases en el colegio público comarcal San Bartolomé, que asciende a 133.000 euros, cantidad que no contempla el gasto realizado para la adaptación a la pandemia o la realización de inversiones en materia de eficiencia energética, tras la elaboración de la memoria que está prevista para el próximo ejercicio.

Mario Fabo, alcalde de Marcilla, ha apuntado que "las mejoras y mantenimiento del colegio público es una de nuestras prioridades, y por eso no hemos descuidado desde 2017 la realización de mejoras año a año en un edificio que se construyó hace ya 40 años y que necesita una atención especial".

El Consistorio marcillés decidió en 2017 pintar las aulas y pasillos de la planta baja, así como colocar el zócalo de cerámica en el pasillo, también de la planta baja, todo ello con un coste de 6.300 euros. Esta inversión se multiplicó por cuatro en 2018, hasta 25.000 euros, año en el que se pintó la verja y porche de la puerta principal, así como las aulas y pasillos de la primera planta. Asimismo se colocó el zócalo de cerámica en esta misma planta. La fachada de la zona del patio escolar costó 2.600 euros y se realizó en 2020.

El inicio de curso en este año ha coincidido con la fachada principal recién pintada, que luce además las banderas oficiales en sus mástiles, tras décadas sin hacerlo. Del mismo modo, se ha construido un almacén con puerta de seguridad para almacenar los equipos chromebooks, "una petición de la dirección del centro que también hemos atendido", apunta el alcalde. La inversión en este ejercicio ha sido de 6.500 euros, y desde 2017 acumula 42.700 euros invertidos.

Para el próximo año, el Ayuntamiento de Marcilla prevé instalar un ascensor, así como hacer un baño para minusválidos en la primera planta, todo ello con un presupuesto estimado de 90.000 euros.

Fabo ha destacado que "también vamos a redactar una auditoría energética, y en base a los resultados aprobaremos inversiones que mejoren la eficiencia y el ahorro energético en el edificio educativo".

Comentarios