Domingo. 16.12.2018
El tiempo

IRACHE

Las diez preocupaciones del consumidor

Irache a través del asesoramiento que realiza día a día, ha destacado las diez preocupaciones principales del consumidor.

Las diez preocupaciones del consumidor

La asociación de consumidores Irache ha pulsado las diez principales inquietudes de los ciudadanos a través del asesoramiento que realiza día a día.

Las enumeramos a continuación:

Llegar a fin de mes. 
La mayor preocupación de muchas familias es ajustar los gastos domésticos o habituales para poder llegar a fin de mes. Si los ingresos son limitados, puede ser importante informarse acerca de qué tipo de ayudas le ofrecen las administraciones. Asimismo, una serie de prácticas, como mejorar los contratos de luz y gas, encontrar seguros del coche o del hogar más baratos o buscar abaratamientos en los servicios de telefonía e internet, optimizar el coste de la cesta de la compra, revisar la hipoteca y otros productos bancarios o una planificación adecuada, pueden posibilitar ahorros importantes, de hasta 2.500 euros.

Acceso a la vivienda de los jóvenes.vivienda jovenes
Entre las principales preocupaciones de muchas personas está el acceso a una vivienda, especialmente entre los más jóvenes. Según una encuesta de Irache, un 5% de la población, unos 26.000 navarros, necesita actualmente una vivienda, más allá de que parte de ellos quieran acceder a ella en pareja. El porcentaje es del doble -10%- entre los menores de treinta años. Por ello,  es necesario un estudio que determine la relación entre las necesidades de la ciudadanía y la oferta real del mercado. A partir de ahí, se debe garantizar el acceso a la vivienda y conseguir un equilibrio entre los ingresos con los que cuentan las personas y el coste de la vivienda. Si no se da, se deben buscar fórmulas como impulsar la vivienda protegida, si es necesario con inversión pública, u otras posibilidades, como el alquiler con opción a compra. Precisamente son los jóvenes los que en mayor medida optan por el alquiler para vivir -33%-, una opción que con los años va dejando sitio a la compra de un inmueble -porcentajes superiores al 75% en los mayores de 30 años-.

Listas de espera en sanidad.
El tiempo de espera para ser atendido por un médico especialista o para ser intervenido quirúrgicamente es una de las grandes inquietudes para muchas personas. El 63% de los navarros considera que la primera prioridad en la sanidad debe ser la reducción de estas listas de espera, con una diferencia importante sobre las siguientes cuestiones. Pese a que la percepción ha mejorado ligeramente en los últimos años, sigue siendo la primera cuestión a solucionar, con una diferencia importante sobre las siguientes. Sin duda, es necesario continuar analizando por qué se dan estas demoras en la atención, reorganizar y optimizar los recursos que aseguren un servicio más ágil, siempre de calidad, y, si es necesario, invertir partidas para mejorar la eficacia de un bien social básico, como es la atención sanitaria.

No sé qué pago por la factura telefónica.
Una preocupación muy extendida entre los ciudadanos son las facturas de telefonía. Es muy habitual que consideren los recibos muy caros. En muchas ocasiones este malestar viene causado por un desconocimiento y una falta de transparencia en las condiciones de contratación. Los consumidores no tienen claro cuánto han aceptado pagar. Con la tendencia creciente a comprar en paquetes combinados, el consumidor no sabe con seguridad qué servicios tiene contratados y cuáles no, si incluye internet, la televisión, una o dos líneas móviles, por ejemplo. También se producen muchos problemas al cambiar de compañía, por las dificultades para hacerlo, y por la aplicación de penalizaciones, en ocasiones de forma irregular. 

El recibo de la luz sube y sube.factura de la luz
Son muchas las personas que muestran su malestar porque cada vez tienen que pagar más por la luz de casa. Su inquietud es mayor al no comprender por qué se producen estas subidas en el recibo. Junto a ello, hay que destacar el generalizado desconocimiento de los contratos -el 65% no sabe si está en la tarifa libre o regulada, por ejemplo-. La falta de transparencia y de una información clara y veraz en la comercialización puerta a puerta y por teléfono son causa en buena parte de esta situación. El consumidor no sabe qué potencia tiene, cuánto paga por la energía que consume o si tiene servicios vinculados que encarecen el recibo, por ejemplo.
Mención aparte merece el bono social. Muchas personas, y más tras los cambios que se han producido en la legislación, quieren saber si pueden solicitar o renovar el bono social y cómo pueden hacerlo. 

Cómo es mi hipoteca.
Con la presencia en los medios de comunicación de cláusulas conflictivas en préstamos hipotecarios, muchos ciudadanos quieren saber si en su hipoteca cuentan con cláusulas abusivas y si están pagando más de lo que deberían. Por ello, buscan asesorarse y entender sus contratos. Además, también se interesan por las comisiones u otras condiciones de sus depósitos, cuentas corrientes, tarjetas de crédito u otros productos de inversión. 

El seguro no me paga.
Tras sufrir un accidente con el coche, un siniestro en casa o un problema de salud, veo que el seguro no se hace cargo o solo me paga parte del coste. Esto hace que muchos clientes se sientan engañados porque entienden que la póliza no les ofrece la seguridad que ellos pensaban. Es entonces cuando se interesan por la prima que están pagando, las coberturas que le ofrece la póliza, así como las exclusiones que marca e incluso a muchos les impulsa a buscar en otras compañías. 

He comprado por internet pero está defectuoso.
Cuando compro algo y no está bien, lo habitual es ir al comercio y comentarlo. Sin embargo, en las compras por internet no es tan sencillo. Muchas personas compran algo online y cuando llega a casa, está defectuoso o no es lo que habían pedido. Al tratarse de una empresa que muchas veces está lejos y tener ya el producto en casa, no saben cómo actuar. En muchos casos, ante el desconocimiento, el consumidor acaba por quedarse el producto que le ha llegado, aunque no fuese lo que él quería.

El coche no va bien.mi coche no funciona bien
Muchas personas han descubierto en el mercado de segunda mano una buena opción para poder comprar un coche o cambiar el que ya tienen. Sin embargo, en muchas ocasiones estas compras se hacen sin contrato por escrito o sin hacer una revisión del vehículo. Una vez que ha pagado por el coche, el comprador descubre defectos en la carrocería, que no funciona la radio o que el motor tiene problemas. A partir de aquí, la forma de reclamar, que no siempre resulta sencilla, será diferente en función de si hemos comprado a un concesionario o a un particular. También se han dado problemas, aunque en menor medida, con compras de coches nuevos, porque las prestaciones no eran las prometidas o por la demora en la entrega del vehículo.

Imprevistos en el viaje.
Durante todo el año, pero especialmente en verano, Navidad y Semana Santa, acuden a Irache personas que han tenido problemas al viajar: a veces el vuelo se ha retrasado o cancelado, la maleta se ha perdido o el hotel en el que se alojaron no era lo que le habían prometido. En cada situación, al consumidor le amparan unos derechos. Eso sí, si no los reclama nadie se preocupará de hacerlos prevalecer. Como pauta general, conviene dejar constancia de la queja de la forma más inmediata posible, sin perjuicio de llevar a cabo posteriormente una reclamación más elaborada. 

Comentarios