Jueves. 27.02.2020
El tiempo

Comienzan a solucionarse los problemas de visibilidad en el teatro Gaztambide

Comienzan a solucionarse los problemas de visibilidad en el teatro Gaztambide

La empresa adjudicataria de la sobras del Teatro Gaztambide se hará cargo del arreglo de las butacas. Así lo han señalado fuentes municipales a travé sd eun comunicado, en el que indican que la primera intervención que se va a realizar es una corrección en el antepecho del anfiteatro (el murete existente frente a la primera fila de butacas). En proyecto la altura de ese murete era de 60 centímetros pero se ejecutaron 70. Dado que las medidas no están conforme a proyecto y hay que demoler parte del antepecho se dejará en 50 centímetros que es la distancia permitida en la normativa vigente, a los que hay que sumar una pequeña barandilla de seguridad.

 Las obras darán comienzo en los próximos días. La empresa ya se ha puesto en contacto con Cinedecor, que son quienes se encargan de la gestión del teatro y han estado ya en el teatro.

 Así mismo, en la reunión mantenida la pasada semana, se acordó que las obras sean costeadas por la Sociedad Adjudicataria de las obras, Alcuba. La dirección facultativa  a cargo de Enrique Delso, asegura que esto supondrá la práctica solución  del problema generado, apuntando que se trata de “una mejora sustancial”. El arquitecto planteó además una segunda opción que consistiría en la modificación de la altura de las butacas y la disposición de éstas si la visibilidad no mejora tras efectuar la reparación del citado antepecho.

 Otras deficiencias

 También se acordaron las reparaciones oportunas y solicitadas en el sistema eléctrico, el de climatización y el suelo del escenario entre otras y se han estimado pequeñas deficiencias en sistemas constructivos, habituales en este tipo de obras.

 Desde las concejalías de Ordenación del Territorio y Cultura se muestran expectantes, tras varios meses de reclamaciones e informes, de que esta intervención suponga el arreglo en la visibilidad de ese número de butacas del Teatro Gaztambide.

 

 

Comentarios