Fundación Tudela Comparte: "Silvia y Aziz necesitan nuestra ayuda"

aziz
Silvia (derecha) posa con otros compañeros de Villa Javier.
Fundación Tudela Comparte: "Silvia y Aziz necesitan nuestra ayuda"

En el verano del 2017, Silvia, una voluntaria habitual de Villa Javier, vino acompañada de su pareja, recién llegado a Tudela.

Se llamaba Aziz, era un chico de Afganistán que, a pesar de no entender nuestro idioma, se esforzaba por agradar, aunque sólo fuera entregando una sonrisa permanente y una mirada franca y limpia. Quería integrarse cuanto antes y Silvia, que hacía de traductora en inglés, nos comentaba que se quería apuntar a las clases de castellano que impartíamos en el Semillero y participar, junto a ella, como voluntario en los turnos del comedor.

Nos contó también su periplo para llegar hasta España. Dos años dramáticos en manos de traficantes de personas en los que sus compañeros de viaje iban perdiendo la vida, atravesando desiertos muriendo de sed y soportando golpes e insultos. Había dejado todo atrás, su familia, su casa, sus amigos… y entonces apreciabas todavía más su semblante amable y positivo.

Cuando hace unos días vimos a Silvia y Aziz en todos los medios de comunicación pidiendo ayuda para traer a su familia, nos impresionó mucho su situación tan angustiosa. Mientras su familia, con niños pequeños en la entrada del aeropuerto de Kabul, estaba intentando embarcar rumbo a España, un atentado terrorista hizo saltar por los aires su esperanza de una vida alejada del miedo, de la muerte. Alejada del régimen talibán.

Por eso pedimos a todas las instituciones públicas, municipales, forales y nacionales, que no dejen de hacer gestiones para intentar que esa familia, como tantas otras, sea rescatada de ese infierno, empezando por los menores, especialmente las niñas, y siguiendo con los adultos, mujeres y hombres.

Reconociendo la gran labor de rescate realizada en Afganistán, le pedimos al Gobierno de España que no la considere acabada y trate de abrir nuevas vías que le permitan traer hasta aquí al resto de familias que faltan. 

Por favor, que aunque el foco mediático se vaya apagando y nos vayamos olvidando de todas esas personas que quedaron allí, no cejemos en el empeño de salvarles la vida.

Un fuerte abrazo para Aziz y Silvia de todas las personas que formamos la comunidad de Villa Javier y la Fundación Tudela Comparte.


Tudela, 2 de septiembre de 2021
Fundación Tudela Comparte

Comentarios