Jueves. 24.08.2017
El tiempo

RIBERA A ESCENA

TEATRO GAZTAMBIDE: "La Visita de la Vieja Dama" GRUPO DE TEATRO I.E.S. VALLE DEL EBRO

En esta ocasión, en el espacio de Cultura al Día con José Miguel Litago, han pasado por Radio Tudela esRadio 96.0FM, la directora, Mº Jose Esteban, y 5 de los 24 componentes del Grupo de Teatro escolar del I.E.S. Valle del Ebro para invitarnos a la representación de la obra "La Visita de la Vieja dama" que tendrá lugar el domingo 23 de abril a las 19 horas en el Teatro Gaztambide de Tudela.

¡¡Nos han regalado la representación de una escena de la obra!!! ¡Son unos chic@s fantásticos! ¡os deseamos muchos más éxitos!

Ciclo de teatro amateur: "La Visita de la Vieja Dama". Grupo  IES Valle del Ebro
Ciclo de teatro amateur: "La Visita de la Vieja Dama". Grupo IES Valle del Ebro
TEATRO GAZTAMBIDE: "La Visita de la Vieja Dama" GRUPO DE TEATRO I.E.S. VALLE DEL EBRO

La Visita de la Vieja Dama, escrita por el suizo Friedrich Dürrenmatt (1921-1990), es una obra en la que se entremezclan con gran habilidad elementos trágicos y cómicos y en la que se nos plantea un particular sentido de la justicia, la sed de venganza y el poder del dinero, capaz de comprarlo todo, incluso la vida y la muerte. La acción se ambienta en una pequeña población suiza, Güllen, totalmente arruinada por el cierre de las empresas que sostenían el pueblo. En medio de este clima de pesimismo y decadencia aparece Claire Zachanassian, antigua vecina de Güllen quien, debido a un deshonroso episodio vivido en su juventud, se ve obligada a huir del pueblo. Pasados muchos años, decide volver a la ciudad que le vio nacer. Henchida de orgullo por su inmensa fortuna, está dispuesta a acabar con la ruina de Güllen. Sólo exige una condición: acabar con la vida del hombre que originó su desgracia: Alfred Ill. Tras la negativa inicial de los vecinos de Güllen de satisfacer los crueles deseos de Claire, asistiremos a la progresiva corrupción de los habitantes de Güllen quienes, enmascarados por una falsa superioridad moral y convencidos de lo inquebrantable de sus principios, irán sucumbiendo a las comodidades superficiales del dinero y terminarán totalmente convencidos de la necesidad de cumplir la petición de la Vieja Dama. A modo de héroe de una tragedia griega, Ill irá asimilando poco a poco su destino, transmitiéndonos una sensación de angustia e impotencia que se transformará, finalmente, en resignación y aceptación de su trágico final.

En este juego perverso participan todos los estratos de la sociedad: el Alcalde, el Maestro, el Cura, el Alguacil, etc. El aumento del materialismo y el afán consumista del pueblo lleva parejo una creciente deshumanización y pérdida de los valores morales de los güllenses: los personajes se convierten en árboles y pájaros, Ill es una pantera negra, los maridos de la Zachanassian son números y sus sirvientes muñecos. Pero, sobre todo, Claire es un objeto similar a un robot, fría, cruel y carente de escrúpulos. Una mujer que se rompió y ha sido reconstruida con la idea clara de que la justicia es tan solo una de las muchas cosas que se pueden comprar en la vida.

Conforme avanza la obra, los personajes van perdiendo entidad como individuos. Se ponen una máscara para ocultar la hipocresía y la injusticia. Dejan de pensar por sí mismos y dejan de obedecer a la razón para ponerse al servicio de la ambición y la sed de dinero. Se convierten en un solo personaje colectivo: todos se compran los zapatos amarillos, todos actúan igual. La única que puede permitirse no llevar máscara es Claire porque ella tiene dinero y, por tanto, el poder.

Dürrenmatt se inspiró en la sociedad europea de los cincuenta y la plasmó en su obra. Una sociedad devastada y arruinada moralmente por los conflictos bélicos que sacudieron los cimientos de la Europa de la primera mitad del siglo XX, un clima pesimista que fomentó la pérdida de fe en creencias e ideologías, donde ya no se creía en un mundo armonioso que funcionara bien, donde los buenos no fueron compensados y los malos no recibieron su castigo. Todo esto provocó una inseguridad y un vacío que el hombre llenó con la falsa satisfacción de las posesiones materiales.

En esta obra seremos testigos del arrebatador poder del dinero que puede abocar a un pueblo entero a una tragedia cruel, a una deshumanización grotesca del individuo bajo la falsa apariencia de restablecer la armonía de una sociedad que ya hace mucho tiempo dejó de serlo.

Comentarios