Domingo. 22.07.2018
El tiempo

Europa acuerda un ahorro energético del 32,5% para 2030

Los acuerdos en Europa buscan una reducción de uso de los combustibles fósiles 

energías renovables
energías renovables
Europa acuerda un ahorro energético del 32,5% para 2030

Recientemente, el triángulo decisor europeo, conformado por el Consejo, la Eurocámara y la Comisión, acordó un objetivo de ahorro energético del 32,5% de este momento al año 2030, y revisarlo en 2023 al alza.

Se trata de un acuerdo que llegó tan solo días después de otro alcanzado con respecto a las energías renovables, que fija un 32% para dichas fuente en 2030. Estas energías están en pleno auge, con el florecimiento de empresas comercializadoras de las mismas como Enérgya-VM.

Toca que se pronuncie el Parlamento Europeo

Tanto uno como otro pacto han de ser refrendados ahora por el Pleno del Parlamento Europeo, en cuya sede se defendían los más elevados objetivos, así como por los ministros de los Estados Miembros.

A través de estas negociaciones se llegó a un segundo acuerdo para fijar los mecanismos de trabajo para el proyecto de la Unión de la Energía, y dar lugar a un marco en el cual los Estados Miembros tengan la posibilidad de operar y dar cumplimiento a los objetivos establecidos por Europa.

Es la primera vez que se acuerda la obligación de que los países destinen parte de la eficiencia energética a la ayuda de las personas más vulnerables, como las afectadas por la pobreza energética.

Opiniones a favor y en contra del acuerdo

Miguel Arias Cañete, Comisario de Acción por el Clima, valoró el acuerdo positivamente, afirmando que supone “un paso importante en la transición hacia la energía limpia”. A lo que añade en su cuenta de Twitter que “Europa es la mayor importadora de energías fósiles en el mundo. Hoy ponemos fin a esto”.

El vicepresidente de la Comisión para la Unión de la Energía, Maros Sefcovic, parece de la misma opinión, considerando que la nueva gobernanza: "reforzará la transparencia para beneficio de todos los actores e inversores, en particular. Simplificará la monitorización y notificación de las obligaciones bajo la Unión de la Energía, priorizando la calidad sobre la cantidad".

En cambio WWF, organización de corte conservacionista, ve insuficiente el acuerdo, si bien celebra que “finalmente la UE está despertando ante el reto del cambio climático”, en palabras de la responsable de Cambio Climático y Energía de la ONG, Imke Lübbeke. Benedek Jávor, eurodiputado húngaro de los Verdes europeos y portavoz en materia energética, está de acuerdo con Lübbeke en que las medidas “no son suficientes para cumplir los compromisos” de París, aunque le alegra que “pese a la falta de ambición de los gobiernos nacionales” se haya conseguido el objetivo de reducción del 32,5%.
Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO, opina también que el paquete energético no es suficientemente fuerte, pero se muestra positivo: "Esta es la ruta" para hacer posible el Acuerdo de París”, manifestó. A esto añade que "todos los países de la UE tendrán ahora que elaborar planes de acción nacionales, que cumplan con el objetivo del Acuerdo de París de mantener el calentamiento global por debajo de los 2 ° C, persiguiendo el 1,5 ° C. Por primera vez, anclamos en la legislación de la UE el concepto de presupuesto de carbono y la necesidad de lograr una economía con cero emisiones de carbono tan pronto como sea posible".

Comentarios