RIBERA

La Policía Nacional organiza una jornada de Ciberseguridad en la Empresa

Las jornadas han contado con la participación de representantes de las treinta y cinco empresas más importantes por volumen de negocio de la Ribera Navarra

policia nacional
Participantes en el ciclo de ciberseguridad en la empresa.
La Policía Nacional organiza una jornada de Ciberseguridad en la Empresa

La Jefatura Superior de Policía de Navarra ha organizado, en colaboración con la Asociación de Empresarios de la Ribera (AER), el primer acto del Ciclo de Ciberseguridad en la empresa que tuvo lugar en los jardines del hotel Villa Castejón y contó con la participación de representantes de las treinta y cinco empresas más importantes por volumen de negocio de la Ribera Navarra.

El acto fue inaugurado el por el Jefe Superior de Policía de Navarra, José María Borja Moreno que hizo referencia a la elevada dependencia en la economía y la actividad empresarial de las redes y los sistemas de información informáticos.

También recordó que con la covid-19 las empresas han potenciado el teletrabajo y que en gran medida la tecnología ha premiado la interconectividad en detrimento de la seguridad.

Además puso en valor que tanto los ciudadanos como las organizaciones en su más amplio espectro no están solos, sino que cuentan con el apoyo de todas las instituciones oficiales y por ende, de la Policía Nacional, para alcanzar mayores cuotas de seguridad.

Orientadas a la prevención de los delitos informáticos que pueden afectar a empresas navarras que encaminan sus servicios a la importación y exportación en mercados internacionales y con el objetivo de concienciar en materia de ciberseguridad aplicada al entorno empresarial y de proporcionar información sobre los recursos que la Policía Nacional pone a disposición de los empresarios en caso de sufrir un ciberincidente.

Por un lado la ponencia impartida por el Comisario Raúl de la Fuente Chiscano, Jefe del Área de Cooperación Internacional de la División de Cooperación Internacional con sede en Madrid, puso de manifiesto la competencia de Policía Nacional en materia de cooperación policial internacional, las funciones de Interpol, Europol, Sirene y los Centros de Cooperación Policial y Aduanera, así como las posibilidades que ofrecen los distintos instrumentos de cooperación policial internacional para proporcionar una respuesta ágil ante un ciberincidente. Finalmente destacó el plan Red Azul Internacional y el potencial que ofrece de cara a las empresas en sus procesos de internacionalización y el apoyo que la Policía Nacional puede brindar durante los mismos.

La segunda charla, impartida por el Inspector-Jefe, Jefe de la Brigada Local de Policía Judicial, José Antonio Palacio Fatás, repasó los principales activos empresariales que se ven amenazados por la ciberdelincuencia: recursos de red, datos y patrimonio. A lo largo de la charla se plantearon supuestos reales sobre los que se están registrando incidentes en la Ribera y se apuntaron claves para prevenirlos y actuaciones a seguir en caso de sufrirlos. Se resaltó la necesidad de dar aviso inmediato ante la sospecha o materialización de un ciberincidente y se proporcionó un canal 24/7 con la Comisaría de Tudela a través del cual dar una respuesta rápida adecuada al supuesto, que permita activar los recursos necesarios para evitar la pérdida del dinero en caso de fraude y facilitar su recuperación.

Tras las intervenciones se abrió una charla debate en la que los asistentes formularon cuestiones relacionadas con la forma en la que se engranan las actuaciones que la empresa tiene que llevar a cabo para protegerse en materia de ciberseguridad, con otras obligaciones que han de atender en los procesos de legal compliance.

También con cuestiones relativas a las actuaciones y resultados concretos en la localización y persecución de los delincuentes responsables de este tipo de delitos y efectividad de la Policía Nacional en ese sentido.

El delegado del Gobierno, José Luís Arasti Pérez, clausuró el acto resaltando la importancia del compromiso empresarial con adoptar medidas preventivas que minimicen el riesgo e impacto de la ciberdelincuencia en la actividad económica, con referencia expresa al importante aumento en los últimos cinco años de los ciberincidentes registrados en España.

Comentarios